Saucony Tempus. Análisis y opinión
La Saucony Tempus en un bonito color VIZI Gold/Red

Lo que ha hecho Saucony con la Tempus, posiblemente pase desapercibido para muchos, pero creo que como poco, es interesante, y para ser justos, diría que roza lo espectacular.

Como mi objetivo es que conozcas esta zapatilla, no voy a abusar de tu tiempo, ni entrar en complejas disquisiciones. Lo importante es que sepas de forma rápida y simple si esta zapatilla es para ti.

¿Y qué hace que esta Saucony Tempus suscite mi interés? ¿Qué ofrece para ser merecedora de las palabras que acabas de leer en el primer párrafo?

Te lo resumo en una frase: una zapatilla de estabilidad (soporte) con un peso de zapatilla de entreno ligera. Así, sin más.

Es decir, este nuevo modelo de Saucony, se postula como osada candidata para un público que quizá no necesite de forma imperiosa unas plantillas personalizadas, o que descarte esta posibilidad, pero si que necesita -y quiere- tener la sensación de conseguir una pisada más precisa. Incluso, aunque el usuario tenga un peso algo elevado.

Todo ello, sin que la zapatilla tenga que pagar un alto precio en su tránsito sobre la báscula. Y digo en la báscula, porque a la hora de pasar por caja, ya es otro cantar.

Su chasis, el protagonista

Evidentemente, el chasis es el protagonista absoluto en este modelo. Es el solista, el que se lleva los méritos, al que alumbran los focos  y al que se le insufla vida a través de una estructura muy acertada en la mediasuela.

Para conseguir las preciadas virtudes de estabilidad y ligereza, los de Pensilvania han utilizado una “jaula” (léase Frame, según la marca) de su conocido PWRRUN reformulado, precisamente el mismo material que luce la Ride 15 en toda su mediasuela, y que tanto me gustó en su día.

Esta pieza de mayor densidad, separa el material más amortiguado, que es el que proporciona dulzura en el impacto; el PWRRUN PB, actualmente, el compuesto estrella de la marca, y que estamos viendo y disfrutando -incluso- en modelos de montaña, como la Endorphin Trail y Edge Carbitex.

Así pues, y haciendo una imaginaria radiografía lateral, vemos en el talón una importante porción del PWRRUN PB, en la que una discreta elevación hace que la zaga tome aire en el plano visual, y con la que logramos imaginar cierta ligereza a causa de la estilización de sus líneas e intencionalidad en sus formas.

Justo encima, se sitúa todo el marco de PWRRUN “normal” que se prolonga con forma de cuchara hacia la parte delantera, y acercándose progresivamente al suelo hasta tomar el control, acaba sustentando de nuevo el suave PB, desde la puntera, hasta cubrir con generosidad y sin complejos la mitad delantera.

Por lo tanto, no da a lugar en poner en duda, que la correcta combinación de ambas espumas, es lo que consigue el rendimiento impecable en esta Tempus.

Sin duda ya me gustó la Ride 15, pero lo que aporta el suave PB a esta Tempus, es mucho, y acertado. En el apartado de sensaciones, te explicaré porqué lo veo así.

Saucony Tempus. Análisis y opinión
La imponente silueta lateral de la Saucony Tempus, con su Frame de mayor densidad, y la espuma PWRRUN PB, actualmente, la joya de la corona

Buen aspecto, y «bien vestida»

Estéticamente me pareció bonita al instante, aspecto totalmente subjetivo, cierto es.

Nada más sacarla de la caja y olerla (sí, es lo que tengo…) me pareció técnicamente superior a la Ride 15, que ya de por sí me encantó. Y es que la silueta es mucho más musculosa, más alta, y con una percepción de calidad algo más elevada.

Esto sucede en parte, por el cuidado trabajo que se ha realizado en el upper. No en vano, presenta detalles realmente interesantes, como los termoencolados perfectamente integrados en el tejido, en diferentes texturas.

Para avalar el confort, encontramos unos acolchados que a pesar de no disgustarme, hacen que me decante por los de la Ride 15, tanto en grosor (lengüeta y collar), como en acabados.

Y este punto me sorprendió, ya que el tejido que recubre la espuma del collar de la Ride 15, luce con un aspecto más lujoso y elegante, que además consigue lidiar la batalla contra el desgaste de forma más resolutiva.

Y de nuevo, vuelvo a escoger la solución por la que opta la Ride 15 para sujetar la lengüeta al lateral, con un tejido más fino, perforado, y por lo tanto, más fresco.

La entrada del pie es fácil, por la aceptable abertura, y gracias a la ayuda del tirador en microfibra que encontramos en la lengüeta, y la goma elástica del talón.

Una goma elástica que reconozco, no me gusta ni la estética, ni el tacto, pues no consigue ni de lejos situarse a la altura del resto del conjunto, y por si fuera poco, su usabilidad es bastante anodina.

Saucony Tempus. Análisis y opinión
Finalmente se descartó tintar la parte delantera de la mediasuela, para dejarla completamente blanca

Hora de ponerse en marcha

La primera salida, me supo a poco. Tal es el confort de esta Tempus. Y más, considerando que la Ride 15 monta una plantilla interior mucho más agradecida en PWRRUN PB, y que esta Tempus desconoce.

No es que esté mal la plantilla de la Tempus, pero ni de lejos ofrece el tacto de la antes citada. A cambio, su dieta ha resultado más severa.

Y si la capacidad de amortiguación es apreciable, todavía lo es más la estabilidad. El desempeño del Frame o chasis de mayor densidad, se nota incluso en estático, nada más ponernos de pie. Ojo si tienes el arco bajo, porque lo vas a notar.

Para ello, esa jaula, en la zona de arco interior, cobra protagonismo, llegando incluso a abarcar la zona de apoyo medio, aprovechando una zona de la suela que queda despoblada de caucho.

A pesar del diseño, la corrección no es en absoluto molesta, primero por la pertinente integración de ambos compuestos, y segundo, porque tampoco tiene una densidad desorbitadamente alta, pues ofrece 39’5 grados de dureza (que es tirando a baja), pero que si lo comparamos con los 31’5 grados del PWRRUN PB, vemos que con esa diferencia, es más que suficiente para percibir menor deformación, versus precisión y soporte.

Otro factor que colabora totalmente en sintonía con la consecución de la estabilidad, es la anchura de la zapatilla, superior a la Ride 15 en todas sus cotas. Aunque para ser rigurosos, cabe apuntar que eso sucede porque la suela de la Tempus queda completamente nivelada con la mediasuela, mientras que en la Ride 15, el caucho se “esconde” hacia el interior, haciendo que la mediasuela “cuelgue” en algún punto.

Por lo tanto, en este sentido, la Tempus presenta mayor efectividad.

El peso contenido favorece una aceleraciones y cambios de ritmo que se producen con relativa alegría, por lo que alcanzar y mantener ritmos satisfactorios dentro de lo que podríamos considerar razonables en su rango, no es en absoluto difícil.

Sin duda, la llevaría a una maratón con la intención de quedarme justo por debajo de las 3 horas.

Y es que conseguir un registro en la báscula de 271 gramos en número 44, con una suela decente y utilizable, en lugar de poner dos parches testimoniales (muy habituales por cierto) en las zonas que sufren mayor abrasión, sumado a unos perfiles más bien altos, con estructura y protección del upper más de correcta, me parece un interesante logro.

Saucony Tempus. Análisis y opinión
La Saucony Tempus resumida en 3 puntos

Datos

Peso: 271 gr. (número 44, 10 USA)

Drop: 8 mm. (28’5 mm. en metatarsos, 36’5 mm. en talón)

Precio: 190€

También te podría interesar: Nuevas Saucony Endorphin PRO 3 y Speed 3

Puedes conocer el resto de la gama en saucony.es

Entradas recomendadas