ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión

Cuando ZARA lanzó un modelo «tipo running», con suela Vibram Megagrip Litebase por menos de 70€, no dudé ni un segundo en entrar en la web, y hacer mi pedido. Las ZARA AthleticZ estaban de camino a casa.

Poco podía perder (bueno, sí…69’95€ exactamente), pero me vencía la posibilidad de saber lo que podía ganar. Especialmente si de saciar mi curiosidad se trataba. Por lo que 70€, me parecía un peaje en cierto modo asumible.

¿Qué podía ofrecer esa zapatilla, para que la opinión popular corriese por las redes sociales, hasta el punto de agotar muchos de sus números en las tiendas y en la web?

El «quid» de la cuestión

Para empezar, la AthleticZ Runner (ese es su nombre completo) ofrece una estética ciertamente montañera. Para el usuario que practica trailrunning, es un producto que suscita interés, entre otras cosas porque su imagen es actual y está cuidada.

Personalmente, en el primer golpe de vista,  me dije que tenía buena pinta. Estéticamente me resultaba atractiva, y sin duda, me recordaba mucho a Hoka, concretamente al modelo Speedgoat 5 en la zona de Aquiles, y a la Speedgoat 3 en la decoración de la cubierta (upper) y amortiguación (mediasuela). En esta infografía puedes apreciar estos detalles (si son imaginaciones mías, ¿me lo dices eh?).

ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión
La posible «inspiración» de ZARA AthleticZ Runner en HOKA, actualmente una de las marcas referentes en el trailrunning

Cuatro toquecitos aquí y allá bastaron para redondear una estética en la que incluso la amortiguación recuerda a Hoka. Por lo menos, en el plano visual.

¿Con todo esto, una primera y rápida conclusión a la vista? Sin duda, creo que han estado mínimamente asesorados. Cuando no dominas un sector, o no eres bueno en algo, lo importante es tener el teléfono de ese que sí sabe hacerlo bien. Por lo tanto alguien les ha tenido que decir, que en suelas, el líder indiscutible (en trailrunning) es Vibram. Buen comienzo.

Alguien les ha tenido que decir, que en lo que se refiere a la estética para montaña, -o running- lo que está funcionando (o una de las cosas que está funcionando) son los perfiles altos que Hoka se encargó en su día de popularizar. 

Y esto, cuando ya nadie se acuerda de los palos que recibieron, hasta el punto de satanizarlos, y de tratarlos como mínimo, de chalados.

Con todo esto, en realidad, tampoco deberíamos sorprendernos, pues es por todos conocido, que ZARA (y el grupo Inditex en general), copia lo que tiene éxito, para reproducirlo a precios más bajos, con una calidad realmente digna.

Es curioso, pero según alguna información que me llegó, parece ser que al CEO de ZARA le gusta correr, y decidió hacer un encargo personal al equipo de diseño, y que a partir de ahí, la división de calzado se puso manos a la obra.

ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión
Había que llevar al monte a las ZARA AthleticZ Runner para exprimirlas al máximo

Sea como fuere, han encontrado quien les fabrique el invento. Y no nos engañemos, en China y Vietnam están la mayoría de fabricantes de calzado a nivel mundial.

Por resumirlo rápidamente: en China hay esencialmente dos zonas donde se fabrica; una zona más al norte, donde el producto va destinado al uso interno y masivo del mercado chino (con una ingente demanda), y a las marcas con precios más ajustados. 

Por otro lado, a una hora de avión aproximadamente dirección sur, se encuentra la zona donde se fabrican los modelos de mayor calidad.

Por lo tanto, es más que probable, que la enorme factoría que fabrica para Inditex, tenga en su almacén, listas para ser enviadas, miles de cajas de Brooks, Nike o Adidas.

Concepto y características

Esta AthleticZ Runner es una zapatilla unisex disponible del número 39 al 45, sin números medios (han de pulir este detalle). En cuanto a tallaje , en mi caso pedí el mismo número que suelo utilizar en Salomon o Brooks, es decir, el 44 o 10 USA, y acerté. La horma es de tipo universal, por lo que puede contentar a buena parte de los usuarios. El peso en esta talla es de 330 gramos. No es precisamente ligera, pero más adelante veremos que ha podido pasar para que la báscula haya registrado esa cifra.

Las medidas de base, son bastante generosas. De hecho, la parte delantera, bajo los metatarsos, es una de las más anchas del mercado, superando a la Brooks Cascadia 16, Salomon Ultra Glide, Asics Trabuco 10, o Saucony Xodus Ultra. Únicamente la Brooks Caldera 6 presume de mayor superficie, pero únicamente en la zona trasera. En esta infografía puedes verlo.

ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión
La ZARA AthleticZ Runner tiene una superficie de suela superior a gran parte de modelos de trailrunning

La suela, sin duda, es la joya de la corona. Luce el logo amarillo de la casa Vibram, y las inscripciones Megagrip Litebase. Curiosamente, es idéntica a la NNormal Tomir de Kilian Jornet, de la que te hablé en este artículo.

De hecho, esta suela, es “genérica”. Y es que Vibram la fabrica y suministra bajo el nombre de Zegalite a los talleres de calzado  para que puedan resolar las zapatillas con un coste de 43’25, para ser exactos. Aquí tienes un ejemplo.

Este detalle -que puede pasar inadvertido-, ha contribuido a ahorrar costes, a pesar de montar dicha suela.  Cuando en una zapatilla se decide implementar una suela que no está fabricada de forma expresa para ella, sin un desarrollo específico, sin unos moldes (matrices) patentes para ese modelo, el ahorro es monumental.

Es en el proceso de I+D+I donde los costes van a dispararse, y por tanto se van a repercutir en el precio final. Por ejemplo: la suela de una New Balance Hierro V7, es específica para esa zapatilla. Se hace pensando en el carácter, filosofía y necesidades de esa zapatilla, no de forma genérica.

Aquí puedes ver, como la AthleticZ, comparte suela con un modelo de gama claramente superior:

La suela de la ZARA AthleticZ Runner, es «génerica». Forma parte de un catálogo de Vibram

Aquí se ha optado por dotar a la zapatilla de una suela que el fabricante ya desarrolló en su día, y que obviamente, el coste actual, es claramente inferior (los moldes están más que amortizados), a si se tiene que realizar un diseño específico para el modelo en cuestión, con todo lo que ello comporta; las matrices antes mencionadas, y pruebas para adaptar a la mediasuela, pues Vibram es muy rigurosa en ese sentido, y controla de forma íntegra el proceso, cuando producen una suela para una zapatilla en concreto.

Dicho esto, nada que criticar sobre el diseño y rendimiento de la suela; es realmente ligera y funciona muy bien en prácticamente cualquier terreno. En roca húmeda, muestra todo su potencial, y es aquí donde destaca por encima del resto de suelas. Sobre superficies embarradas también es muy eficaz, ya que los tacos están espaciados, y tienen una altura notable (entre 5 y 5’5 milímetros).

Este espacio entre los tacos, eso si, en esta AthleticZ tiene su inconveniente, a causa de la mediasuela. Veamos por qué.

La suela al detalle. Puede verse claramente el logotipo en amarillo de Vibram

Una mediasuela sin carácter

En mi opinión, es en la mediasuela donde más han rascado con el presupuesto y donde han decidido meter la tijera. ¿Por qué? Porque si querían hacer algo visual, e intentar seducir a una parte del público, ya lo han hecho con la estética del upper, y con la famosa suela. En definitiva, en lo que los frikis del material, nos hemos fijado, siempre teniendo en cuenta su precio. Y eso, en parte, es un error. Como siempre digo, el alma de una zapatilla, es la amortiguación, o mediasuela.

Como elemento amortiguante tenemos un bloque de “Spumefoam”, tal y como podemos leer en el perfil, y que al tacto, presionando con los dedos, el compuesto parece medianamente blandito. En la siguiente infografía puedes ver la espuma al detalle.

3 detalles interesantes: protección de puntera, denominación de la espuma y contrafuerte trasero cosido

Según mis mediciones, arroja unas cifras de entre 42’5 y 45 grados de dureza, que no está nada mal, pero es en marcha, cuando vamos a notar las carencias.

Es decir, cuando nos calzamos la zapatilla, y nos ponemos en pie, las sensaciones no son malas, es más, es realmente agradable (gracias en parte a su horma),  pero cuando empezamos a correr, vemos realmente lo que sucede. Y lo que pasa, es que bajo los metatarsos, no hay nada. La amortiguación es casi inexistente, y además, no filtra absolutamente nada. Por lo tanto, y a pesar de su -generoso- perfil, nos clavamos las piedras. Esto se agrava en parte, por la finísima suela Vibram (te recuerdo que monta una de las versiones más ligeras de la marca), y por el amplio espacio que queda entre los tacos, como te comenté más arriba.

Así pues, no creo que sea una zapatilla para larga distancia, aunque he llegado a rodar con ellas en salidas de 3-4 horas.

¿Quizá un corredor de peso más elevado pueda conseguir “activar” la amortiguación? Lo dudo, porque las sensaciones que me ha transmitido, no es de falta de activación debido a mis peso (62 kgs.) sino de la capacidad y composición de la mediasuela. No hay más.

A cambio, no me pareció una zapatilla «rebotona», ni inestable, ya que no existen torsiones incómodas, que provoquen imprecisión en la zapatilla. Con todo esto, la conclusión que saco, es que la espuma que compone la mediasuela, es la que deliberadamente dispara el peso de la zapatilla con holgura, por encima de los 300 gramos.

Veamos algún ejemplo, para ponerla en contexto:

ZARA AthleticZ Runner frente a 3 modelos

Otro aspecto a considerar es la plantilla interior extraíble. A pesar de estar firmada por Ortholite (Salomon, Topo o La Sportiva son asiduos a la marca), su grosor es exiguo. Es decir, pesa 15 gramos y no tiene el grosor de otras plantillas que suministra para las marcas antes citadas, y que fácilmente elevan su peso (ergo grosor) hasta los 24 o 26 gramos.

Por tanto, toda la responsabilidad recae directamente sobre la mediasuela, que no tiene la ayuda de la amortiguación extra que suministra prácticamente la mayoría de plantillas.

ZARA AthleticZ Runner. Plantilla interior extraíble Ortholite

Cubierta bien resuelta 

En lo que se refiere a la cubierta o upper, ofrece buenas protecciones en la puntera, como toda buena zapatilla de trail running que se precie. De hecho, luce una inscripción al más puro estilo New Balance en la que podemos leer “Shield Protect”.

El contrafuerte, sin ser excesivo, podría ser suficiente, especialmente, cuando entendemos que esta zapatilla no es para larga distancia, ni para terrenos excesivamente complicados.

El tejido principal monocapa, no me desagrada en absoluto, tiene buen aspecto y es realmente fresquito. La lengüeta también es bastante fina, y tiene un aire en cuanto a diseño a la (de nuevo) Hoka Tecton X de carbono. De hecho, combina dos materiales que encapsulan o dejan entre medias una espumita moldeada. Además, va sujeta a los laterales. Otro buen detalle, que incluso, modelos más caros no tienen. En esta lengüeta podemos leer la siguiente inscripción: «26 1 18 1». No, no se trata de ninguna secuencia de Fibonacci, representa el orden de las letras de ZARA dentro del abecedario anglosajón (26=Z, 1=A, 18=R, 1=A, así pues, ZARA).

Otra curiosidad: para el forro del collarín, se ha utilizado el mismo tejido que el de la Sportiva Lycan 2. Buen detalle, y buena elección. No es exagerado en cuanto a grosor, y la sujeción, en mi caso, no es la mejor. De hecho, para que no se me mueva el pie, he de apretar los cordones más de la cuenta, o apretarlos menos, y utilizar el ojal adicional. En mi opinión, la mejor opción.

Y por cierto, los cordones es otro elemento donde se han ahorrado costes; tienen un tacto artificial, plasticoso, le cuesta correr entre los ojales, y viene pasado de fábrica de forma muy bonita, pero poco práctica para que el ajuste se realice de forma simple. Por lo tanto, lo primero que tienes que hacer si la compras, es cambiar los cordones, o por lo menos, cambiar la forma en la que vienen pasados de fábrica. Con este detalle, algo se mejora a la hora de ponértela y ajustarla.

Aun así, el ajuste es el que es. Se ven muchas arrugas en la zona media, pero reconozco que también me pasa con modelos de 190€. Así que tampoco vamos a poner a la AthleticZ de vuelta y media.

Otro par de detallitos más en la cubierta: trae algún termoencolado para tapar una de las costuras laterales, y el contrafuerte trasero, está cosido como en la Asics Trabuco 10.

ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión
ZARA AthleticZ Runner. Detalle de la malla abierta y transpirable. Los cordones tienen un tacto algo artificial

Estrategia de Inditex

Y bien, ¿qué pasará a partir de ahora? ¿Puede perjudicar Inditex a alguna marca del sector, ya asentada? ¿Quién o qué marcas pueden o deben preocuparse por esta irrupción en el mercado? ¿Es esta zapatilla un globo sonda, para «ver qué tal» funciona en el mercado?

¿Está Decathlon en el punto de mira de Inditex? ¿Puede ser un duro golpe para las gamas medias, o también para las zapatillas de 160-180€?

Posiblemente Decathlon, por su sistema de fabricación y distribución directa similar al de ZARA, pueda verse algo afectado a la larga. No creo que a corto plazo, pero veremos qué tal evoluciona el proyecto de Inditex.  Si alguien puede hacer algo, y hacerlo a lo grande, poniendo la maquinaria a trabajar, son ellos.

Todo esto, dejando claro que las Evadict de Decathlon me parecen muy buenas zapatillas, especialmente la MT Cushion.

En cuanto a las gamas bajas de las grandes marcas, es posible que puedan verse perjudicadas. Modelos de Asics como la Sonoma, o la Nitrel de New Balance, pueden unas de las grandes afectadas.

En cuanto a marcas consagradas y de mayor tecnicidad como La Sportiva o Salomon, no creo que se vean perjudicadas. Las ventas que pueda quitarle ZARA, no llegarían ni a residuales.

El cliente que compra una La Sportiva Cyklon, o una Salomon S/LAB Génesis de 190€ no es el cliente de Zara. No es el usuario que busca este tipo de productos. O no como elemento principal.

Otra cosa, es que una parte de los corredores, decida comprarla como un “más a más”. Para destinarla a zapatilla de batalla (entreno diario) y complementarlas por ejemplo, con una Cascadia o una Trabuco.

Es decir, no creo que el corredor habitual, con elevado volumen de kilómetros en entrenos y carreras deje de comprar una Hoka Speedgoat o una New Balance Hierro para comprar una AthleticZ Runner de ZARA.

Insisto, veremos si Inditex va más allá, si refuerza su colección y pulen detalles de esta zapatilla, que realmente solo puede ir a mejor, si cuentan con buen asesoramiento (esencial).

Aun así, y siguiendo con la supuesta competencia, Decathlon le lleva años de ventaja a Inditex. Conocen muy bien el sector y saben cómo y hacia dónde se mueve el mercado. Tienen  mochilas que están vendiendo hasta llegar a ser la segunda marca en Francia. Y en zapatillas, no van a la zaga, solo hay que ver a la corredora Blandine L´Hirondel, ganando la CCC (de 100kms, dentro del evento UTMB), con unas Evadict.

Por lo tanto, habrá que ver qué tal el “invento” de Inditex, si van en serio, si deciden apostar fuerte, enriqueciendo el catálogo, así como en un trabajo de marketing y visibilidad. Todo esto lleva su tiempo, y si deciden estar en el sector, tendrán que hacerlo con todo. Y esto pasa también, por patrocinar carreras, por ejemplo.  Para calar en la mente del usuario, se requieren acciones, y eso, no se hace de hoy para mañana.

Estamos viendo carreras patrocinadas por Hoka, Merrell, Salomon, etc.. ¿Veremos en el futuro mayor presencia del grupo Inditex, más allá de la imagen de Oysho asociada a la carrera de la mujer? No me extrañaría en absoluto. Tiempo al tiempo.

Así pues, todo está por ver. Supongo que iremos viendo movimientos, incorporaciones al catálogo con el objetivo de potenciarlo. 

Por si acaso, no los perderemos de vista, porque músculo financiero para hacer lanzamientos de este tipo, está claro que tienen.

ZARA AthleticZ Runner. Análisis y opinión
«Pros» y contras de la ZARA AthleticZ Runner

Entradas recomendadas