Saucony Triumph 21. El lujo de acumular kilómetros

Saucony Triumph 21

Pequeño spoiler antes de empezar: con la Saucony Triumph 21, descubrirás que el concepto de zapatilla amortiguada y pesada para entrenar, es un concepto obsoleto.

Y como pasa en las series y buscando un símil, ahora que sabes quien es el asesino, voy a explicarte qué aporta la edición 21 de la mítica saga Triumph, al corredor que busca una zapatilla para sus salidas de diario. También despejaré (o por lo menos,lo intentaré) tus dudas en cuanto a uso.

Los argumentos

Para defender la frase del inicio de este artículo, te diré  que esta Saucony Triumph 21, tiene un peso de 280 gramos en mi número 44 o 10 USA (peso en el pie derecho, el izquierdo marcó en la báscula 291 gramos).

Y si tenemos en cuenta, que es una zapatilla que podemos considerar voluminosa a tenor de su perfil, con 27 mm. en la parte delantera y 37 en la trasera (por tanto, drop de 10 mm.), estarás de acuerdo conmigo, en que de peso, no anda nada mal.

Es más, comparada con su competencia más directa (Brooks Glycerin 20 y Asics Gel-Nimbus 25), la Saucony Triumph 21, sale claramente vencedora. Aquí abajo tienes la tabla comparativa con los datos más significativos.

En consecuencia, y refiriéndome al peso, las sensaciones que ofrece es la de una zapatilla muy ágil, entendiéndola dentro de su segmento de máxima amortiguación y larga distancia.

Veámosla al detalle en cada una de sus partes.

Suela continuista

Saucony replica con exactitud el patrón utilizado en la Triumph 20; varias piezas y vaciados entre ellas (quizá demasiadas) componen la continuista suela de esta Triumph 21. 

Su grosor de 3 mm. en el ya conocido caucho XT-900, es aval de que vamos a recorrer muchos kilómetros con ellas, casi con total independencia de tu técnica de carrera e incluso peso.

Este patrón lo compone un perímetro con ranuras espaciadas, lo que da lugar a un teórico taco aplanado y ancho. 

La zona de puntera es donde más presencia de caucho vemos, que estilizadamente, se va alargando hacia la parte trasera, hasta la zona talonar, en la que para ahorrar unos gramillos, se vacía de nuevo.                  Entre esos 2 laterales (seguimos en la zona talonar) vemos un vaciado de la mediasuela que divide el talón, y del que te hablaré en el apartado propio.

Saucony Triumph 21
Suela en caucho XT900 en la Saucony Triumph 21

Y ya quedaría únicamente, comentar la zona delantera, desde los metatarsos hasta el arco plantar, en el que una amplia isla de forma romboidal de 3 piezas (más los respectivos vaciados en la más grande de ellas) con multitud de cortes con diferentes orientaciones, incluso de espiga en el más central, ofrecen una zona de rozamiento bastante más homogénea de lo que nos dicta la vista, con tanto corte y pieza encolada.

En el momento en que escribo el artículo, ni este modelo, ni su hermana “sostenible”, la Triumph RFG (de la que te hablaré en un próximo análisis) con el mismo patrón de suela, ha mostrado ningún signo que suscite preocupación en cuanto a fiabilidad.

La tracción me parece muy buena en asfalto y pavimento, e incluso en tierra compacta se defiende correctamente, no siendo eso sí, la mejor en esto.

Una mediasuela que invita a lo interminable

Pues sí, la amortiguación de esta Saucony Triumph 21, te invita a salir de casa, y a no prestar demasiada atención a la hora de regreso. El toque del compuesto PWRRUN+ me tiene ganado.                                   No llega al nivel del PWRRUN PB o el excelso HG (Endorphin Elite), pero para el enfoque de un modelo de asfalto de larga distancia, me parece acertadísimo. Más aún cuando se busca la comodidad por encima del rendimiento, a pesar de que ambos conceptos distan mucho de estar reñidos. Y el compuesto PWRRUN PB o HG empleado en la gama Endorphin, es prueba de ello.

Con mis 62kgs., es disfrute y confort sumando kilómetros sin piedad. Y esto me lleva a pensar, que en pesos elevados y gracias a la arquitectura empleada en el diseño, va a proveer de sensaciones similares a usuarios de mayor envergadura, sin ver comprometida la estabilidad. Y es que en lo que se refiere a estabilidad, esta Triumph 21, está muy bien servida.

Si hay algo que Saucony no deja al azar, es la plantilla, y en esta Triumph 21 encontramos 33 gramos de plantilla en el mismo material, el PWRRUN+, responsable colateral de la sensación de confort desde el primer momento, nada más calzar la zapatilla, y ponernos en pie.

Detalle del entramado del tejido, y la mediasuela PWRRUN+ de la Saucony Triumph 21

Si tuvieras que utilizar plantillas personalizadas, no tendrás problemas en alojarla en su interior, pero ten en cuenta, que estarás prescindiendo del componente altamente responsable del tacto final que ofrece la Saucony Triumph 21.

Y quizá te preguntes por el recorrido o sensación de amplitud de la amortiguación, con semejante plantilla y perfil de mediasuela. Yo te lo voy a resumir en una sola palabra: elasticidad. Sí, es la primera idea que me viene a la mente. Como ese chicle que masticas denso y contundente, pero con facilidad para ser estirado hasta el infinito.

La amortiguación de la Saucony Triumph 21 presenta una elasticidad y capacidad de avance singular, donde los kilómetros sucumben por decenas.

El rebote es tremendamente agradable, sin “latigazos”, ni brusquedades, pero que llegados el momento de imprimir vida y ritmo, nos sigue sin contemplaciones, nada de lastres ni lapsos interminables en la aceleración.

Si utilizaste la anterior versión 20, lo que te acabo de contar, te resultará familiar. Me parece bien que hayan utilizado el mismo paquete suela-mediasuela. 

En el anterior apartado referente a la suela, te hablé de un surco o ahuecado que divide la zona talonar. Es un detalle del que se van a beneficiar los talonadores (en definitiva el público mayoritario que compra este modelo), ya que la recepción con el retropié hará que esa división facilite una cierta expansión, ganando superficie. No va a ser exagerado, otros modelos facilitan mucho más esta acción, pero serán unos milímetros extra de apoyo trasero.

Upper lujoso con algún toque “retro”

Cuando repasé la ficha técnica del modelo, la palabra que más se repetía, era “lujo”, en todas sus variantes. Está claro que cuando hablamos de modelos de 180€ hacia arriba, nos estamos refiriendo a la gama premium de cada marca, y en esta Triumph 21, Saucony ha puesto énfasis en el apartado técnico y -cómo no- estético.

El tejido de la cubierta presenta un complejo entramado de punto plano, discretamente elástico. Han reforzado las zonas de mayor estrés, y despejando aquellas en las que lo importante es tener el menor tejido posible para no impedir la libre circulación del flujo de aire. Los logos de la marca encolados, limitan en la zona media la elasticidad y ejercen moderado soporte.

El tirador que veíamos entre entre en tercer y cuarto ojal en la Triumph 20, ha servido de inspiración para esta 21, pero se ha reubicado en entre el último y penúltimo ojal. Así pues, se siguen manteniendo 6 ojales más adicional.

Como ya sucede en la Ride 16, aquí también encontramos una pieza en símil de piel vuelta, situada en el vértice del collar, acogiendo los 2 últimos ojales, con un curioso acabado que entra y sale de la costura. Nada útil, pero sí curioso e interesante.

El acabado de la cordonera me parece muy bonito. Se trata de un TPU traslúcido (en el caso de la combinación cromática que puedes ver en las fotos que acompañan el análisis) combinado con unas pletinas en verde que unen los ojales de 2 en 2. De la última pletina, sale el tirador en “V” invertida que se ancla en la mediasuela. Lo puedes ver en esta foto.

Saucony Triumph 21
El detalle que aporta un «toque retro» a la Saucony Triumph 21

Los acolchados de lengüeta y collar han perdido -afortunadamente- aquel desmesurado grosor que presentaba la edición 17 y 18 (si no me falla la memoria). Una especie de arenas movedizas en textil, que en los primeros instantes sorprendía, pero que con elevadas temperaturas y sumando kilómetros, dejaba de tener sentido.

Detalle de la lengüeta y collar de la Saucony Triumph 21

Ahora es muy diferente, ni el calor ni los kilómetros representan un inconveniente. La sujeción es correcta, confortable y  precisa. La lengüeta queda sujeta a los laterales con la colaboración de un tejido profusamente perforado que ni llegamos a notar, pero que deja oportuna rúbrica de su desempeño.

Bien el contrafuerte, en dureza y presencia, y mal el cordón a modo de tirador trasero que pretende facilitar el acto de ponernos la zapatilla. Un añadido que desentona con el conjunto, y no solo por el aspecto (en el argot textil, le llamamos cola de ratón), sino que seguimos notando su presencia a pesar de permanecer oculto entre el tejido del upper y el contrafuerte. Es como si la zapatilla tuviese una vena ahí detrás. Prefiero el sistema que se utilizó en la Triumph 20, que no es que fuese del todo útil, pero por lo menos, resultaba estéticamente más agraciado.

Por cierto, de la pieza en TPU que hace de anclaje del cordón comentado, nace una línea vertical reflectante muy efectiva. Ese sí me parece un buen y bonito detalle, la ejecución me parece magistral.

Para cerrar este apartado, los cordones planos tienen un tacto algo “baboso”, de extrema suavidad, que en algún momento ha complicado el atado y anudado.

En cualquier caso, no voy a dejar que esas 2 nimiedades empañen el buen sabor y mejores sensaciones que me ha dejado y me sigue dejando esta Saucony Triumph 21.

Conclusión

Un modelo fiable en el amplio sentido, tanto en durabilidad, como en lo referente a los servicios que presta al corredor, con el tacto y presencia de su mediasuela, y la gran estabilidad que proporciona.

Un modelo de uso casi obligado, si quieres una zapatilla que te acompañe en los rodajes diarios, idealmente de larga distancia.

Puedes encontrarla en la web oficial de Saucony.

Compartir

Te puede interesar:

¿Cómo escoger un sujetador deportivo?
¿Cómo escoger un sujetador deportivo?
Inscripciones abiertas para Ibiza Media Maratón 2025
Inscripciones abiertas para Ibiza Media Maratón 2025
KLM Norte Sur 2024
Reyes Estévez y Nicolás Cuestas, capitanes de lujo en la KLM Norte Vs Sur
226ERS HYDRAJELLY
226ERS HYDRAJELLY. ¿Qué es?

Últimas publicaciones

¿Cómo escoger un sujetador deportivo?
¿Cómo escoger un sujetador deportivo?
Inscripciones abiertas para Ibiza Media Maratón 2025
Inscripciones abiertas para Ibiza Media Maratón 2025
KLM Norte Sur 2024
Reyes Estévez y Nicolás Cuestas, capitanes de lujo en la KLM Norte Vs Sur
logo-corriendovoy

Desde 2008 ofreciéndote los vídeos y fotos de las carreras más importantes del panorama nacional.

¿Quieres que grabemos tu carrera?
¿Dudas, consultas, sugerencias?

© 2008-2024 Corriendo Voy