NNORMAL Tomir 2. Las 24 claves y mejoras que nadie te contará

NNORMAL Tomir 2

A finales de 2022 recibía con interés y curiosidad las que probablemente serían las zapatillas más esperadas del año; los 2 modelos de NNormal, la rapidísima y ligera denominada Kjerag (pronunciado Sherac y que analicé aquí), y una más terrenal para un público más amplio, con el nombre de Tomir.

Sin duda, a lo largo de 2023 se habló largo y tendido de estos 2 modelos. Se escucharon y leyeron muchos halagos y prebendas, como también críticas de sus detractores. Los fans de Kilian Jornet (cofundador de la marca) queríamos ver un producto singular, con propuestas planteadas y fundamentadas sobre los pilares de la sostenibilidad y la durabilidad, e incluso personalmente, llegué a reconocer abiertamente y sin complejos, que sea lo que fuere que saliese de la factoría de NNormal (ergo, de la mente del Faraón Kilian), yo lo quería. Los detractores, se encargaron de lo propio, atacar al atleta por meterse en camisas de 11 varas, y a la marca para constatar -según ellos- que el producto estaba sobrevalorado, a consecuencia de la influencia de Kilian.

18 meses más tarde…

El reducido equipo de NNormal ha ido ganando experiencia a marchas forzadas con el espoleo que representan las críticas vertidas en los foros sobre el modelo Tomir, y entendieron a las bravas cómo se las gasta el mercado, y en especial, las puñeteras redes sociales, encargadas de encumbrarte o denostarte. La ferocidad en las críticas siempre ha existido, malvados ha habido y habrá, escribiendo con pluma sobre pergamino, o pulsando velozmente sobre el Gorilla Glass de su dispositivo. Lo que ha cambiado es la forma de exponerlas. Ahora, con la inmediatez de las redes, las cuestiones más nimias llegan a formar una enorme bola de nieve, con la velocidad y empuje necesario para llevarse por delante al más pintado.

En resumen, que ahí estaba la cuestión. Recopilar todo ese feedbak (por no decir ‘palos y broncas’), y meter más madera en la caldera del avance y la mejora para aumentar el ritmo y salir lo más rápidamente posible de ese atolladero. Y ojo, salir bien. Primero, dado buena cobertura al servicio post-venta, reclamaciones y devoluciones, y segundo, avanzar de forma efectiva, con pasos firmes, y ningún palo de ciego. Movimientos certeros y con precisión de cirujano. Una segunda tanda de fallos, posiblemente no la admita el mercado.

Por tanto, y en primer lugar, había que corregir errores en los procesos de fabricación (y esos malditos hilos bajo la plantilla extraíble que tantos disgustos dieron), y de diseño, para corroborar que éstos no ponían en entredicho la tan cacareada durabilidad de la que pretendían -y pretenden- ser abanderados, ya que los despegados en la puntera (algunas unidades), y la deformación de la mediasuela, especialmente entre los usuarios pronadores, tampoco era plato de buen gusto para la marca.

En segundo lugar (y dando por solventados los asuntos anteriores), mejorar un producto que sin duda, tenía y tiene un potencial enorme. Y defino el término mejorar, como darle ‘una vuelta’ a todo aquello que no iba mal, pero que tenía margen para enriquecer el producto, de modo que el usuario pueda percibir cualitativa y cuantitativamente mucho más valor, esto es: más confort general, y una calidad incuestionable. También el público valorará la performance, pero lo que en un primer marco va a apreciar positivamente, es el confort. Y realmente es así, porque si bien al modelo Kjerag no todo le mundo va -poder- a sacarle partido, por mucho que Kilian Jornet ganase con ellas UTMB 2022, Zegama y Hard Rock, a los usuarios que permanecemos alejados del Olimpo, todo eso nos viene grande. El hábito no hace al moje. Bien lo sabes.

Por tanto, el modelo Tomir, es el que la mayor parte del público va a considerar como opción de compra, pues además de no ser tan radical, cuesta 30€ menos. Con todo esto, veamos parte por parte todas aquellas mejoras que implementa la Tomir 2 que ya te adelanto, no son pocas.

NNORMAL Tomir 2
Este color de la NNormal Tomir 2 llegará en abril

Suela, una de las mayores bazas de la Tomir

Partimos de la base que la nueva suela viene también firmada por Vibram, con el mismo modelo Megagrip Litebase (la suela más ligera de la marca) y mantiene los 33 tacos de entre 5 y 5’5mm. A partir de aquí, tenemos los siguientes cambios:

1. Los tacos presentan el patrón Traction Lug, es decir, unos ‘pinchitos’ distribuidos alrededor de las paredes del taco. Según Vibram, proporcionan un 25% más de tracción. Cada vez más marcas que montan Vibram en su suelas incorporan esta tecnología, y cuando la pruebas, casi que ya no quieres otra cosa.

2. El espacio entre esos 33 tacos ahora es menor. La separación que se ve en la Tomir 1 es notablemente mayor. Y no es una cuestión óptica por el ‘hormonado’ del Taction Lug de los tacos, son medidas constatables.

3. El último taco en la zona media-delantera (la fila central que permanece independiente), es completamente plano de base, no está ‘achatado’ a contrasentido de la marcha como en la Tomir 1.

NNORMAL Tomir 2
Foto 2. NNomal Tomir 2 Vs. Tomir 1

4. La zona delantera de caucho que hace de protección en la puntera, es más ancha (y también más corta, pues no se ‘monta’ tanto sobre la puntera) y ahora queda más asegurada, ya que el cosido en 360º cubre esa zona de caucho, con 6 puntadas de hilo de nylon.

NNORMAL Tomir 2
Foto 3. NNormal Tomir 2 vs. Tomir 1

5. Los 5 últimos tacos en el talón, son más largos y anchos, ofreciendo así, más superficie en esa zona de recepción (ver foto 2).

6. La suela gana grosor en la zona de entrada de talón, por lo que está más integrada en la mediasuela, y ésta, presenta menos espuma en ese extremo trasero. Es decir, tenemos más altura total externa (3’5mm. de más) distribuida de forma diferente; más caucho y menos espuma (foto 4).

NNORMAL Tomir 2
Foto 4. NNormal Tomir 2 Vs. Tomir 1

7. La base de toda la suela (entre los tacos) tiene un grabado mucho más marcado, con unas líneas que representan las curvas de nivel de un mapa topográfico. Además del plano estético relativo, ayudará a que el barro no quede tan adherido (ver foto 2).

Mediasuela, geometría y confort

Aquí encontramos lo esencial, el cambio de 180 grados que tan bien le sienta a esta Tomir 2, y es que incorpora el mismo material de mediasuela que el modelo Kjerag. Si algunos usuarios criticaban la dureza de la zapatilla, especialmente para larga distancia, con esta maniobra de NNormal, el avance cualitativo orientado a la comodidad y ojo, al rendimiento, se ha visto multiplicado. La marca argumenta un cambio en la geometría, con una puntera más levantada, ofreciendo un ‘rocker’ más marcado, en pos de una mayor agilidad y rapidez en la transición, pero sinceramente, las mediciones en mis 2 unidades de Tomir 1, no han revelado tal cambio. Por tanto:

8. Se ha optado por el compuesto EExpure supercrítico. Una mediasuela con menor dureza que el de la Tomir 1, y es que de los 50Hc de dureza (Tomir 1), pasamos a los 45Hc (Kjerag y por tanto, Tomir 2). Pero no es solo la dureza, sino el comportamiento intrínseco de ese material supercrítico, que además de mayor suavidad, ofrece una respuesta más viva y controlada, sin latigazos ni puntos de vacío, con lo que tenemos 2 de las características más apreciadas en una misma zapatilla; confort y dinamismo, ya que podemos rodar largo sin tanta fatiga como la que llegaba a generar la Tomir 1 (especialmente a partir de las 9-11 horas de uso continuo), y además, si quieres apretar, la zapatilla no se queda atrás. Veamos el resto de cambios.

9. Costura exterior que une mediasuela y cubierta o upper, mejorada. Algunas unidades padecieron descosidos muy prematuramente en toda esta zona. La Tomir 1 utilizaba un tipo de hilo diferente al de esta nueva versión (que tiene aspecto de estar compuesto por 2 cabos de hilo), y de las 75 puntadas de daba máquina de coser en mi primera unidad de color Blanco/azul, e incluso a las 86 del último color Sand que lanzaron, pasamos a las 93 puntadas de esta Tomir 2, a las que hay que añadir, otras 6 puntadas en la parte delantera que fortalece la punta de caucho, tal y como comenté en el punto 4. Por tanto tenemos una costura más segura con la puntada más corta, con un hilo más resistente que redundará sin duda, en mayor fiabilidad.

10. Las medidas exteriores de base aumentan; tenemos 4mm. más en la zona de arco plantar, y 6’5mm. más en la zona de talón. En los metatarsos la anchura permanece igual. Esta mayor superficie de contacto, dará mayor control, estabilidad y seguridad. ¿Evitará las deformaciones que vimos en la mediasuela de la Tomir 1, en los usuarios/as pronadores? Tendremos que verlo, pero espero que con el nuevo compuesto, tal resultado negativo no llegue a producirse.

11. En cuanto a la altura de perfiles, la medición externa en metatarsos me da como resultado 1’5mm. más de altura, mientras que en el talón la altura máxima de 46mm. externos se mantiene. Estas medidas no son concluyentes para determinar el drop (diferencia de altura entre metatarsos y talón), ya que en este modelo, el pie -especialmente en el talón- queda muy acunado o encapsulado.

Cubierta, materiales y acabados interiores

La imagen externa de la zapatilla se mantiene, no pierde absolutamente ningún elemento que menoscabe su identidad, como lo es evidentemente, su polémica cordonera desplazada, de la que siempre he dicho que no me aporta nada a nivel funcional (más al contrario), pero que en mi opinión, es un rato bonita…. Veamos los cambios, que aquí si hay leña que cortar.

12. Un detalle cualitativo digno de elogio ha sido implementar una plantilla extraíble Ortholite, más mullida de 4mm. (en lugar de los 3’5mm. de la Tomir 1) y 26 gramos (23 gramos en la Tomir 1). Los que no utilizamos plantillas personalizadas de podólogo apreciaremos este cambio. La plantilla de la Tomir 1, suscitaba indiferencia. Esta Ortholite, todo lo contrario. Evidentemente, el cambio de medidas en la base que experimenta esta Tomir 2 (punto número 10), hace que la plantilla tenga que adaptarse, siendo ahora más amplia en la zona de arco. La sensación de amplitud interior es más generosa. No se nota tan angosta en la zona de arco y empeine como en la Tomir 1, aunque no verás comprometida la sujeción en esta zona.

13. Al sacar la plantilla extraíble, vemos una etiqueta de tela bordada denominada 360 STITCH (foto 5), justo encima de la costura STROBEL. En esa etiqueta leemos el perfil de la zapatilla, el drop y la altura de taco, pero esta etiqueta no es únicamente informativa, sino que esconde el nudo de la costura que une upper y mediasuela. Recordemos que en las primeras unidades de la Tomir 1, los hilos estaban sujetados por una cinta adhesiva bajo la plantilla extraíble (foto 6). En una segunda fase, se cubrieron con un fino tejido para que no estuviesen a la vista

Foto 5. Etiqueta 360 Stitch de la NNormal Tomir 2

14. Un cambio acertadísimo, que posiblemente pase desapercibido, pero que me parece capital para la sensación de confort: en el footbed, base o suelo interno de la zapatilla, se ha incluido una capa de 3mm. de EVA perforada. Sin duda, y junto con la plantilla, uno de los actores decisivos para tener una agradable primera puesta, y que con el paso de las horas para los usuarios de larga distancia, va a tener papel determinante (foto 6).

Foto 6. NNormal Tomir 2 Vs. Tomir 1

15. El acceso del pie se ve mejorado ya que contamos con 4mm. más de anchura total en la caja talonar (foto 6).

16. La puntera en TPU se modifica en cuanto presenta 2 grosores diferenciados; la zona más externa de entre 13 y 17mm. es más contundente, mientras que cuanto más se acerca a la caja de dejos, ofrece menor grosor. Con esto, queda más zona de tejido sobre los dedos sin cubrir. Realmente tampoco era necesaria una cobertura como la de la Tomir 1. Acertadísimo detalle en diseño, y ejecución (foto 3).

17. Siguiendo con las protecciones termoencoladas, el faldón perimetral (de entre 12 y 14mm.) y la puntera, se unen de forma superpuesta (puntera-sobre-faldón) al igual que en la Tomir 1, solo que esa posición se retrasa, pasando de estar a la altura del 2º ojal, al 3º en esta Tomir 2. No me desagrada, teniendo en cuenta que de ese modo, esa unión esquiva una zona de alto estrés como el que se focaliza con la flexión del tejido en forma de pliegue en la fase de impulso.

Foto 7. NNormal Tomir 2 Vs. Tomir 1

18. En lo que se refiere a acolchados, la zona de Aquiles presenta algo más de mullido, algo que personalmente agradezco, aunque no es que precisamente la Tomir 1 andase escasa en este sentido, pero para los que nos gusta la larga distancia, es un punto interesante.

19. El nuevo cordón plano y estriado ha sido un acierto. Del mismo modo que lo alabé en los 2 colores nuevos de 2024 de la Kjerag, que se haya implementado en esta Tomir 2, era de cajón. Son mucho más confortables y ofrecen mejor tacto, aunque corren igual de bien entre los ojales que los de la Tomir 1. Y por cierto, hablando de ojales, si en la Tomir 1 teníamos 6 ojales, en esta Tomir 2 se le añade uno adicional, para quien requiera mayor ajuste en el collar (foto 7). No es que me parezca imprescindible su uso, pero prefiero utilizarlo. La longitud del cordón permite hacer uso de ese ojal adicional y hacerse un nudo razonablemente seguro. Pero no queda ahí la cosa, ya que aunque la cordonera siga estando desplazada, no lo está tanto (digamos que está más ‘centrada’) y además, ambos lados de las filas de los ojales, permanecen más distantes, para dar mayor protagonismo a los cordones, de modo que la cubierta pueda adaptarse mejora a distintos tipos de empeine. Esta reubicación de la cordonera, tiene que ver también con el mejor fit conseguido y la focalización de las arrugas en ese espacio interno que queda entre el extremo de la cordonera y el faldón lateral.

20. La lengüeta mantiene el grosor general de su tejido principal, pero pasa a estar microperforada, y la encuentro algo más larga. Es decir, sube más hacia el tibial. También me parece más adaptable ya que no presenta tantas arrugas como en la Tomir 1 al atarnos la zapatilla. El almohadillado interior que nos protege de la presión de los cordones, me parece más grueso.

21. Muy al hilo del punto anterior, las piezas laterales de tejido que sujetan la lengüeta mejoran en su aspecto. Atrás queda aquel tejido grueso y rematado con owerlock, que daba como resultado un acabado interior ‘pobretón’ y algo chapucero, dando paso a un tejido elástico, de muy buena factura, y que por cierto ya conocemos de la Hoka Speedgoat 5 y Mafate Speed 4, que además de más confortable, también transpira mejor. En este punto, he de decir, que pese a todo, la lengüeta tiende a desplazarse. Esas piezas deberían ser algo más cortas, para ‘tirar’ de la lengüeta hacia abajo y lograr un mejor ajuste en el empeine. Si además, la lengüeta ofreciese un pasador (ya que estamos, tipo Hoka Speedgoat 5) donde los propios cordones desempeñasen una función sujetadora, no habría problemas en cuanto a movimientos laterales.

Foto 8. NNormal Tomir 2 Vs Tomir 1

22. El contrafuerte trasero ofrece una mayor abertura. Hay más hueco para introducir el pie (foto 6), de ahí -en parte- que prefiera utilizar el ojal adicional, como comenté en el punto 19.

23. El fit/ajuste está mejorado, el nuevo tejido (que sigue siendo un puntito rígido y sin elasticidad) parece que viene acompañado de unos cambios en el patrón, ya que veo menos arrugas y mejor adaptabilidad, teniendo en cuenta (insisto) en que es un tejido que no favorece precisamente este punto (foto 9).

24. Las paredes laterales en el collarín son 3’5mm. más altas. No te preocupes por los roces en el maleolo, ya que entiendo que este aumento en la medida, responde a compensar esos 3mm. de EVA en el footbed que te comenté en el punto número 14. Es decir, suben las pareces exteriores, pero también la altura interna.

Foto 9. NNormal Tomir 2 Vs. Tomir 1

Conclusión: ¿merece la pena la Tomir 2, frente a la Tomir 1?

Interesante cuestión, pues la marca anunció hace escasas fechas, al conocerse el inminente lanzamiento de la Tomir 2, que la primera versión vería mejorado su precio, pasando de los 160, a los 130€.

En cuanto al peso, no hay mejora. Es más, según las mediciones en mis unidades en número 44 (10USA), penalizan en la báscula, engordando entre 8 y 17 gramos (según pie izquierdo/derecho). Verdaderamente la Tomir 1 fue una de mis zapatillas preferidas de 2022/23. Estaba claro que a un primer modelo de una marca incipiente en este sector (hablamos de trail), y por mucho que detrás de NNormal esté Camper, que de hacer zapatos saben un rato -sinceramente-, tampoco podíamos exigirle demasiado. A pesar que se lanzase a un precio de mercado (160€), y de que los amantes del trail running y del material que profesasen mayor o menor simpatía hacia Kilian Jornet -ideólogo y cara visible de NNormal-, tendríamos un interés desmedido por tener y conocer este producto, hemos de reconocer que jamás a ninguna otra marca en nuestro sector, se le ha escrutado con lupa y guillotina en alto y afilada.

Con los errores de los novatos en un ámbito en el que las marcas especializadas llevan décadas de ventaja en cuanto a experiencia, y que han cometido errores mucho mayores en épocas en las que el único foro de crítica era la grupeta de amiguetes y las tertulias en las pequeñas tiendas especialistas, cabía esperar lo que he comentado en alguno de los puntos anteriores. El factor ensayo-error siempre existirá. Siempre. Que los usuarios seremos los conejillos con los que experimentar, también. Pero no seré yo quien esconda bajo la alfombra la valentía, y la ilusión de NNormal. Valentía que les ha llevado a meter la cabeza -o la patita- en un sector donde parece que está todo el pescado vendido y que no cabe nadie más, e ilusión porque con una misión, valores y un propósito definido y defendido al extremo, han sabido seducir a un importante porcentaje de corredores.

Detalles de la NNormal Tomir 2

Para estar al día de nuestros contenidos, síguenos en Instagram.

Compartir

Te puede interesar:

Diego-Garcia-Carrera
Diego García Carrera, campeón del mundo de marcha con las Skechers Go Run Alpha Tempo
RunCáncer Paterna
RunCáncer logra recaudar 7.000€ en su carrera y marcha de Paterna
Run-Cancer-2024
RunCáncer suma más de 25.000 euros en siete pruebas en un solo fin de semana
Estrategias de alimentación durante la temporada de entrenamiento para corredores
Estrategias de alimentación durante la temporada de entrenamiento para corredores

Últimas publicaciones

Diego-Garcia-Carrera
Diego García Carrera, campeón del mundo de marcha con las Skechers Go Run Alpha Tempo
RunCáncer Paterna
RunCáncer logra recaudar 7.000€ en su carrera y marcha de Paterna
Run-Cancer-2024
RunCáncer suma más de 25.000 euros en siete pruebas en un solo fin de semana
logo-corriendovoy

Desde 2008 ofreciéndote los vídeos y fotos de las carreras más importantes del panorama nacional.

¿Quieres que grabemos tu carrera?
¿Dudas, consultas, sugerencias?

© 2008-2024 Corriendo Voy