Maraton de Venecia 2022

Tras hacer de liebre en el Maratón de Londres, el pasado 23 de octubre, volví a hacer de liebre en otro maratón internacional: el Maratón de Venecia 2022. Al norte de Italia, la ciudad es conocida por sus, canales, su historia, su carnaval y su particular glamour.    

El Maratón de Venecia es uno de los más importantes de Italia, después de Roma y a la par con Florencia. Forma parte del Abbott World Marathon Majors Wanda Age Group World Ranking y tiene el certificado de la IAAF. Dispone de la etiqueta de bronce y la etiqueta de oro por la FIDAL.

En el evento, más de 7000 corredores se reúnen para la maratón, pero como también se disputan las distancias de media maratón y 10 km. En total acaba reuniendo a más de 15000 corredores. Muestra de su prestigio es que ha albergado el Campeonato Nacional Italiano de Maratón en varias ocasiones, la última el pasado año 2021.

Pacer de 2h50

Como en cada maratón en el que he ejercido de liebre, tenía que afrontar el ritmo más rápido. En este caso, 2h50’, a un ritmo de de 4’02’’ el kilómetro. Es un ritmo exigente para los corredores populares durante los 42,195 km, por lo que es esencial hacer un trabajo excelente para que, cuantos más corredores mejor, puedan cumplir su ansiado objetivo.

En Italia, como la Maratón de Venecia, las carreras más importantes ponen liebres más rápidas de 3 horas y es difícil encontrar corredores que puedan ejercer el rol de liebre para estos ritmos tan exigentes. Me pidieron si podía hacerlo. Me ofrecieron habitación de hotel, la inscripción a la carrera y toda la equipación: camiseta, pantalones y calcetines de la marca de running UYN. Así que no me pude negar.

La llegada a Venecia

Viajé a Venecia el día antes de la carrera a primera hora de la mañana. Llegué al aeropuerto Marco Polo a las 9.00 h. De allí cogí un autobús que me llevó a Mestre (barrio de alrededor de Venecia), donde tenía el hotel que me ofreció la organización. Desde allí salen los autobuses que nos llevarían el domingo a la salida. 

Como la hora de entrada a mi habitación no podía ser hasta las 15h por la tarde, dejé mi equipaje en un sitio que me dejaron aparte y me fui para el centro de Venecia a hacer un poco de turismo. Cogí el autobús para el centro de Venecia. Ya la entrada es espectacular, ya que pasas por un puente de 4 km que va de la península a la isla donde está el centro neurálgico de Venecia. El centro de Venecia es laberíntico, lleno de canales y pequeños puentes que los cruzan, donde te puedes perder fácilmente. Y góndolas y vaporettos, que son el transporte público oficial de la ciudad, ya que al no tener mucha tierra firme todo se mueve por el mar. Es impresionante ver la plaza San Marco con su Campanile majestuoso donde llega el último km del maratón. 

La feria del corredor

La feria del corredor está situada en Giuliano Park, una gran extensión de zona verde que está situado justo a 3 km de Mestre, a las afueras de Venecia. Habían habilitado una gran zona con carpas para albergar todos los estands de la infinidad de marcas de running (nutrición, zapatillas, ropa técnica…) que estaban presentes.

Recojo mi dorsal con el chip de control de tiempo incorporado y voy al estand de “pacers” para que me den la ropa. Además, me había comprometido a estar en el estand que tenía la Maratón de Roma para promocionar su carrera de 2023. Allí me encuentro con compañeros italianos que ejercieron de liebre conmigo en el pasado maratón de Roma y con ellos nos dedicamos durante 2 horas a dar a conocer a los “runners” que se acercan este gran maratón.  

A las 17:00 horas, nos llaman para hacer la presentación oficial de las liebres del maratón de Venecia. Todas las liebres nos ponemos la ropa y salimos en un escenario en donde nos hacen la foto oficial con los coordinadores. Acabamos rápido. Aprovecho y, como ya he terminado mi cometido, hago una activación de 7 km por el mismo parque de la expo, haciendo 10 min al ritmo de competición que llevaría la mañana siguiente en el maratón.

Volvemos a coger el autobús (el servicio era gratuito para todos los corredores del maratón) y vamos para el hotel a descansar.

Día del Maratón de Venecia 2022.

Habíamos quedado todas las liebres delante del hotel de la organización donde me albergaba, a las 6:30 horas de la mañana para coger el autobús que nos llevaría a la salida de la carrera. 

Aquí hago un aparte para comentar el recorrido del maratón. Se sale de Villa Pisani, un pueblo situado dentro de la península, a unos 30 km de Venecia. Se sigue el curso de una carretera que va siguiendo el rio Riviera del Brenta, hasta llegar a las afueras de Venecia (Mestre). Continua por el Giuliano Park, donde se da una gran vuelta y sigue cruzando el puente que va de la península hasta la isla de Venecia. Una vez en el centro de Venecia se cruza un puente flotante habilitado en el Gran Canal para los corredores que te lleva directo a la plaza San Marco y de allí sigues el ultimo km hasta la Riva Sette  Martiri.

Llegamos al punto de salida de Villa Pisani a las 7.30 h y allí nos habilitan una casa rural donde nos encontramos todas las liebres de la carrera. Los coordinadores nos dan las últimas indicaciones y esperamos a hinchar todos los globos que serán nuestra seña para identificarnos con los corredores. En Italia es típico que las liebres vayan marcadas con globos de diferentes colores, en donde se dibuja el tiempo al cual tiene que ir cada liebre. Este protocolo es un poco rollo y nos lleva 1h 30 min que se hacen muy pesados.

Por fin 9h de la mañana. Nos equipamos con el globo, dejamos las bolsas con nuestras cosas en un camión específico para las liebres. Foto oficial y vamos para los cajones de salida. A las 9h 40 min de la mañana se da la salida oficial donde salen los cajones uno detrás de otro por marcas acreditadas de tiempos más rápidos a más lentos.

Empieza la carrera

La carretera al lado del rio por la cual transitamos no tiene apenas desnivel. Es una recta muy larga, con algunas curvas que se pueden trazar perfectamente sin alterar el ritmo de carrera. Este tramo es bastante solitario, pero en las pequeñas poblaciones por la cuales vas pasando se acumula mucha gente, lo que le da mucha vida, ya que hay bandas de animación, bailes y música en cada lugar.

Durante este tramo, como liebre procuro ajustar al máximo el ritmo por km (4’02’’), ya que se trata de no forzar a los corredores y que vayan cómodos para lo que se les avecina. Aconsejo que mantengan un ritmo cómodo y estable, sin gastar más fuerzas de las debidas. Como hace un día soleado, y a esta hora ya empieza a hacer calor, insisto mucho en la hidratación en los avituallamientos.

En el Maratón de Venecia disponen de cuatro liebres por tiempo, desde las 2h 50 min cada 10 minutos hasta las 6 horas. Mi equipo de 2h 50 min lo formamos 3 componentes, ya que el italiano Giuseppe, se lesionó a última hora.

Media maratón

Llegamos a la media maratón clavando todos los parciales de ritmo por km y con un grupo compacto de unas 15 unidades. El reloj marca 1h 24’ 56’’, teniendo que pasar en 1h 25’ según la chuleta de tiempos de paso. Vamos bien, muy bien. Estamos en Marghera, población situada a 5 km de Mestre.

Pero ahí empiezan los problemas. En el km 22 perdemos una de las liebres. Leonardo tiene un pinchazo en el isquiotibial y abandona el grupo. Nos quedamos los dos españoles como guías. 

En el km 25 llegamos a Mestre (donde teníamos el hotel). Ya queda nada para Venecia, pero el ritmo es exigente y al sumar ya tantos km empezamos a perder unidades del grupo. Jaime, la otra liebre, hace una excelente labor intentando acoplar al grupo a los que van haciendo la “goma” más rezagados. Mientras que yo me ocupo de seguir manteniendo el ritmo estable por km.

El denominado “muro” del km 30 nos coge un poco después de salir de Giuliano Park. Allí la carretera tiene algunas subidas pronunciadas y se van descolgando más corredores, todo y que las dos liebres intentamos guiarles lo mejor posible en el ritmo que tienen que llevar al subir y bajar estas cuestas. 

El el kilómetro 33 dejamos la península e iniciamos el puente de 4 km que nos llevará hasta la isla, donde está el centro de Venecia. El recorrido aquí no tiene ninguna dificultad. El puente es completamente llano y es fácil mantener el ritmo. Pero el paso de los km desgasta y aquí nos encontramos solos Jaime y yo con el ultimo corredor del grupo que ha resistido.

Situación extraña: nos quedamos solos

Entramos en el centro de Venecia, donde se nos descuelga el último corredor del grupo que no puede mantener el exigente ritmo de 4’01’’/km. Nos quedamos las dos liebres solas. Muy a nuestro pesar pero somos profesionales y sabemos que tenemos que cumplir con el cometido que nos pide la organización.

Hace mucho calor y mucha humedad al lado del mar. Son las 12:15 h de la mañana y afrontamos los últimos km complicados por el centro de Venecia. Complicados por que en esta época del año en Venecia la marea está alta y deja mojado todo el suelo de las calles por donde pasamos. Un suelo que tampoco es el mejor para mantener un ritmo ya que son baldosas de piedra mal puestas. Y añadido empezamos los tramos de puentes que van sorteando los canales, con sus subidas y bajadas, resbaladizos por el agua de la marea.

Esta parte es la más espectacular y bonita del Maratón de Venecia. En el km 40 se habilita un puente (exclusivamente para el día del maratón) para que los corredores atraviesen el Gran Canal llegando directamente a parar en la Plaza San Marco, con su Campanile y el Palacio Ducal, a la cual se da una vuelta entera y está abarrotada de gente. Momento para disfrutar y recrearse. Empezamos a alentar a todos los presentes y vamos chocando manos.

Ultimo km. Recta llena de público con 4 puentes sube y baja. Bonita pero dura parte final.

Llegamos a meta

Meta en 2h 49’ 54’’ marcando todos los parciales de km a 4’01’’. Nuestro cometido como liebres del Maratón de Venecia 2022 ha sido impoluto. 

Abrazo con la coordinadora de liebres de Venecia y fotos oficiales como liebres de carrera. Mientras van llegando corredores, y muestra de nuestro buen trabajo es que nos van felicitando y dándonos las gracias por nuestro cometido, aunque no nos hayan podido seguir en la parte final del recorrido.

Bonita experiencia y recorrido espectacular muy recomendable para todos los amantes de la distancia maratón. 

Entradas recomendadas