Los riesgos de la automedicación en ultra distancia
Los riesgos de la automedicación en ultra distancia son evidentes, como explica el Dr. Patrick Basset

Los riesgos de la automedicación en ultra distancia.

La ultra distancia es una de las disciplinas que más autoconocimiento requiere -y exige- por parte del corredor. Las interminables jornadas en carrera, una gran cantidad de kilómetros y unos desniveles en ocasiones inasumibles, hacen que ese conocimiento sea un factor capital.

Todo esto, sin duda tiene un impacto en el cuerpo, pues es sometido a una enorme carga de trabajo, con toda una serie de “desbarajustes” a nivel de descanso y alimentación, por no hablar del sistema inmunológico. 

En una ultra, no hay un ciclo lógico de desayuno-comida-cena-descanso y vuelta a empezar. En una carrera de ese tipo, todo esto se lleva a cabo a “salto de mata”.

Por tanto, disfrutar de la carrera  e intentar acabarla, va a requerir un esfuerzo y preparación de cierta entidad, además de la correcta gestión de todas las variables que intervienen durante la carrera, además del factor emocional, que sería un tema a tratar en otro artículo.

La obsesión en ocasiones desmesurada por cruzar la línea de meta y conseguir la medalla o prenda finisher, hace que en un elevado número de participantes, como veremos a continuación, sucumba a la automedicación con cierta alegría y despreocupación.

El Dr. Patrick Basset es director médico de Dokever, sociedad especializada en la coordinación médica de medios de socorro. Esta sociedad asegura la gestión médica del Ultra-Trail du Mont-Blanc (UTMB), y principalmente la organización y gestión de los equipos de socorro en carrera. 

Esta es su opinión sobre los riesgos ligados a la automedicación.

¿Puede describir el fenómeno de la automedicación en el mundo del trail running?

«La automedicación es el consumo de medicamentos sin prescripción médica para sanar o prevenir síntomas. Esta práctica, utilizada de forma inapropiada, puede ser peligrosa para la salud.                                                             Tal como se ha visto en un estudio realizado con corredores del Ultra-Trail du Mont-Blanc, la automedicación más frecuentemente utilizada pretende luchar contra dos tipos de síntomas: los dolores osteoarticulares y los problemas digestivos.                                                                                                                         En consecuencia, los principales medicamentos utilizados son los antiinflamatorios no esteroideos (AINS), los antidiarreicos y los antivomitivos (10% de usuarios antes de la carrera y más del 12% durante la carrera, como la aspirina, corticoides y fármacos digestivos) «.

¿Cuáles son los riesgos ligados al consumo de este tipo de medicamentos?

«En un contexto de esfuerzo de resistencia de larga duración, la toma de antiinflamatorios puede ser tóxica para el riñón y favorecer la rabdomiólisis que es una destrucción de las células musculares complicada con una insuficiencia renal más o menos severa. 

En lo que se refiere al consumo de antidiarreicos y antivomitivos, el bloqueo del tránsito intestinal (inducido por estos medicamentos) puede acarrear en algunos casos un shock séptico, es decir, una insuficiencia circulatoria aguda ligada a una infección bacteriana.

De forma más general, es necesario recordar que tomar medicamentos (de venta libre o no) para enmascarar un dolor puede contribuir a agravar una patología o lesiones ya existentes, retrasando su cicatrización o cura.

La automedicación excesiva es la mayor parte de las veces, contraproductiva en términos de rendimiento durante las carreras». 

¿Cuál es la conducta apropiada en este sentido?

«Ante todo, hay que tener en cuenta las señales de dolor, y llegado el caso disminuir o detener el entrenamiento e incluso abandonar la carrera. 

En caso de automedicación, es imperativo respetar las posologías indicadas. Hay que tener conciencia de que no porque un medicamento sea accesible sin prescripción médica no tiene riesgos o efectos secundarios. 

Pienso principalmente en ciertos antiinflamatorios vendidos sin receta». 

Frente a la automedicación, ¿cómo reacciona usted?

«Durante las carreras, los corredores a cargo de nuestros equipos médicos son sistemáticamente interrogados sobre su consumo de medicamentos. Hacemos nuestras recomendaciones y nuestras curas teniendo en cuenta las informaciones recibidas.                                                                                                A través de una aplicación, estos datos son transmitidos durante la carrera a los equipos de los otros puestos de socorro, a fin de que puedan aconsejar y atender de forma eficaz al corredor que se detiene varias veces en puestos médicos diferentes»

Consejos importantes para la carrera

– No intentes ceder ante el dolor a toda costa, respeta las señales de advertencia que te manda tu cuerpo.

– Nunca tomes antiinflamatorios (incluyendo ibuprofeno y aspirina) para prevenir o tratar el dolor mientras corres, los riesgos asociados con tomarlos son mucho mayores que el beneficio único sobre el dolor y posibles complicaciones.

– En caso de dolor moderado, es preferible tomar paracetamol.

La “infoxicación” y algunas afirmaciones falsas

-Falso argumento: “Cuando un medicamento esté disponible sin receta, significa que su  consumo es seguro”.

-Respuesta: Todas las drogas, incluso las más banales, han sido desarrolladas para indicaciones específicas, tiene contraindicaciones y puede provocar efectos secundarios no deseados.

-Falso argumento: “El ibuprofeno es un analgésico como cualquier otro”

-Respuesta: Es un antiinflamatorio no esteroideo, con muchos posibles efectos secundarios (digestivo, renal, muscular, cardiovascular, etc.)

-Falso argumento: “Tomar aspirina o paracetamol es lo mismo”

-Respuesta: La aspirina también forma parte de la familia de los antiinflamatorios

-Falso argumento: “Solo los productos prohibidos por la agencia antidopaje son malos para la salud”

-Respuesta: Existen muchas otras drogas que no afectarán tu desempeño pero puede causar problemas de salud a través de un uso inadecuado.

-Falso argumento: “Tomar medicación mientras se corre es normal”

-Respuesta: Tomar medicación para enmascarar el dolor puede contribuir a agravar una patología o heridas existentes, y a largo plazo retrasar su cicatrización o su curación. Por otro lado, la automedicación excesiva suele ser contraproducente en términos de rendimiento durante una carrera.

Todas las declaraciones del Dr. Patrick Basset (director médico de Dokever) han sido extraídas de la web oficial de utmbmontblanc.com

Los riesgos de la automedicación en ultra distancia
Los riesgos de la automedicación en ultra distancia. En equipo médico durante el UTMB

También te podría interesar: Los consejos de recuperación de Kilian Jornet

Entradas recomendadas