HOKO, la marca española referente en prendas deportivas

La empresa Hoko nos sorprendía hace poco con una innovadora línea de prendas criogénicas. Se trata de combinar el concepto de prenda compresiva, con las propiedades que ofrece el frío,  aprovechando así, los beneficios que ofrecen ambas.

Joaquín León, el fundador de la empresa de Mataró (Barcelona), me recibió en su despacho. Un espacio que no deja de fascinarme en cada visita, al estar repleto de prototipos, muestras de los tejidos que están diseñando, y cartas de colores. 

La mente inquieta de Joaquín siempre está en marcha, y prueba de ello, es esta línea, de la que hablamos durante la entrevista que te muestro a continuación. Pero antes, vamos a conocer cómo es Hoko por dentro, su filosofía, y forma de trabajar de esta empresa referente en prendas deportivas.

corriendovoy: Hoko nació en 2009, va camino de los 14 años de vida, y es curioso que surgió a partir de una necesidad; tú buscabas un producto que querías, y no encontrabas….

Hoko: Si, exactamente. Yo como corredor, lo que el mercado ofrecía (en cuanto a textil) me resultaba incómodo, y por circunstancias de la vida tuve que empezar de nuevo en un proyecto, porque iba a quedarme sin trabajo y se me ocurrió hacer prendas de deporte. Fabricar las prendas que yo no encontraba, pensando en mí, y en la gente que como yo, necesitaba algo más.

corriendovoy: Actualmente, tenéis un gran bagaje y una buena reputación ganada a pulso.

Hoko: Sí, a base de lucha, de desarrollo, investigación y de prueba y error y de usar materiales de primera calidad y maquinaria de última generación. Tenemos la maquinaria (de tejer) más avanzada.

corriendovoy: Tenéis vuestra propia maquinaria, y por tanto recursos, así como el diseño, producción y fabricación íntegramente en Mataró (Barcelona).

Hoko: Ahora mismo nosotros somos totalmente verticales; compramos el hilo y vendemos al consumidor final. Hoy por hoy no tenemos ningún tipo de intermediarios. Nosotros creamos el tejido, lo diseñamos, lavamos, cosemos, cortamos, empaquetamos y vendemos.

corriendovoy: Eso os da mayor agilidad y competitividad, sin duda.

Hoko: Podemos trabajar con materiales caros, y mantener unos precios relativamente baratos. No somos una marca “low-cost” pero tampoco somos una marca “puntera” a nivel de precios. Somos punteros a nivel de tecnología.

corriendovoy: Has dicho alguna vez, que en Hoko no queréis ser grandes, sino que queréis ser buenos.

Hoko: Nosotros buscamos la excelencia, intentamos mejorar cada día, aprender, que de hecho, es lo que nos ocurre. Cada vez que intentamos hacer algo, en el camino vamos cometiendo errores, algunos de los cuales los podemos aprovechar para hacer cosas muy bonitas, que nos han salido por error. O mejor dicho, nos ha salido buscando una cosa muy concreta. Pero en el camino, haciendo prueba y error, nos van apareciendo tejidos, a veces soluciones tecnológicas que las usamos en nuestras prendas.

A veces buscando una cosa, luego sale otra, incluso mejor de lo que estábamos buscando. Todas esas cosas, las vamos re-aprovechando. Y a partir de ahí hemos construido una base de conocimiento, que ahora nos permite poder hacer prendas tecnológicamente muy avanzadas.

corriendovoy: Estoy convencido de que estáis en el ojo de grandes empresas.

Hoko: Yo diría que sí, porque nosotros hacemos una cosa, algún tipo de prenda concreta y al poco tiempo, empezamos a ver imitaciones en otras empresas, al menos parcialmente. Al igual no pueden llegar a imitarla completamente por las razones que sean, generalmente por motivos de coste, o bien porque no hay el conocimiento adecuado o porque no tienen la tecnología que tenemos nosotros. Por algún factor no son iguales, pero se nota mucho que son una copia o un intento de imitar al original.

corriendovoy: ¿Habéis tenido ningún intento de compra de una empresa más grande para “absorberos”?

Hoko: De momento no. Hubo una vez, una empresa grande que pareció que lo intentaba, pero vio que la respuesta no era en absoluto positiva. Fue un intento leve  de acercamiento pero dijimos que no. No nos interesaba trabajar para nadie ni colaborar para nadie.

Nosotros preferimos seguir nuestro camino. Eso nos da libertad para hacer las cosas que queramos hacer y cometer los errores que queramos cometer. Cuando nosotros vamos a  hacer algo, vamos a cometer errores seguro, pero serán nuestros errores, no tenemos que dar explicaciones a nadie. Los costes los asumimos nosotros y la responsabilidad la asumimos nosotros y los éxitos también son para nosotros.

En el transcurso desde que empezamos a ahora, han habido muchas cosas que las empiezas con ilusión, y luego ves que no, que no es lo que tu querías, o que no ha salido, o que no ha tenido la aceptación del público que tu esperabas. No son fracasos en sí, pero no han llegado donde tú querías llegar. En cambio, hay otras veces que sí, que a lo mejor tu no esperabas mucho de un tipo de prendas y luego resulta que la respuesta del público es buena, y nosotros también nos sorprendemos de eso, y aprendemos a la vez.

Nosotros al estar aquí de cara al público, en nuestros puntos de venta, y aquí la gente te habla, te pide cosas, si te ha decir algo te lo dice, y todo eso te nutre mucho. Todo eso te sirve para luego hacer cosas.

El proyecto más ambicioso: la línea Cryogénic

corriendovoy: Recuerdo cuando me comentaste este proyecto, y veo que ha cambiado bastante técnicamente de lo que planteaste originalmente…

Hoko: Esto surgió hace dos años y medio (en pre-pandemia). Ha habido una larga historia de desarrollo y también de fracasos. La idea surgió después de hacer una tirada larga por la mañana de unos 30km preparando una maratón, por la tarde me pusieron un implante, y por la noche estaba en la cama, poniéndome una bolsa de hielo en la cara (para que no se inflamara) y las piernas destrozadas (de los 30kms de la mañana), y pensé “que bien me vendría el hielo también para las piernas”. Yo me hice la pregunta y me la contesté; ¿y por qué no?. Durante aquella noche, no pegué ojo, dándole vueltas a la idea, y al día siguiente, cuando llegué a la fábrica, ya empezamos a trabajar en los primeros bocetos, y ver cómo lo hacíamos. Y han sido 2 años de trabajo, desarrollo, de prueba y error, de caminos que seguías y no podía ser por un motivo u otro, porque tenías que trabajar con tejidos, con unidades de frío, con materiales criogénicos y una serie de cosas que no es solo tejer, sino que se trabajan con muchos más elementos, y unir todo eso en una prenda que sea funcional, es complicado.

corriendovoy: en un principio, se basaba en unos 30 o 35 metros de tubos o conductos con gel criogénico soldados con ultrasonidos a la prenda…

Hoko: El problema que tenía ese sistema de serpentín, es que para que eso funcionase, el tubito tenía que ser lo suficientemente maleable para que se adaptara al contorno de la pierna, y ese tubito tenía porosidad, por lo que en cuestión de medio año el gel se evaporaba. Y de eso me di cuenta cuando ya tenía la cosa bastante avanzada.  Tuve que abandonar ese camino, y volver a empezar de cero.

Ahora se emplean unidades de frío, que tardan en descongelarse entre 30 y 40 minutos que son más que suficientes. Fuimos mirando que capacidad tiene que tener (las unidades de frío), para aguantar un mínimo de 25 minutos. Media hora está garantizada. El desarrollo de esto implica ir observando diferentes volúmenes a diferentes temperaturas para ver cuánto tiempo de frío da, y está calculado para garantice media hora de frío.

Las prendas ofrecen una protección suficiente para que no te quemes, pero lo suficientemente fina para que el frió pase. Aquí es donde está el desarrollo; prueba-error, ir probando hasta que das con el grosor del hilo, del tejido, y una serie de parámetros para que al final sea funcional.

HOKO, la marca española referente en prendas deportivas
Espacio en la tienda de Mataró dedicado a la línea Cryogénic

Hoko, paradigma de innovación y desarrollo

Con esta línea y otros proyectos de los que por el momento no puedo decir más (lo siento…), Hoko se establece como referente en la fabricación de prendas textiles deportivas. Baste como ejemplo, que la malla criogénica, contiene 464 unidades de frío, compuesta cada una de 4 centímetros cúbicos de alcohol, agua destilada, y conservante alimentario, que se introducen a mano en cada malla, lo que lleva un tiempo al operario de 2 horas en cada prenda.

HOKO, la marca española referente en prendas deportivas
Detalle del tejido de la línea Cryogénic y la unidadades de frío que incorporan

Si quieres saber y conocer todo lo que hace la gente de Hoko en Mataró, dale un vistazo a su web.

También te podría interesar: Beneficios de correr cada día

Entradas recomendadas