Siempre me pareció interesante el concepto ATR de Hoka, la idea de llevar al monte una zapatilla de asfalto, o sacarla de los senderos para recorrer la urbe. Me valen ambas opciones.

Tiempo ha pasado desde que utilicé aquella Challenger ATR 3, hiper ventilada, un poco plasticosa (cierto), amortiguada, y con un taco mucho más discreto, pero que aguantaba los envites del cemento y la tierra con gallardía.

La durabilidad -en especial, de la cubierta- no era su fuerte, y en Hoka tomaron nota. Las versiones posteriores mejoraron la durabilidad del upper, sin -apenas- penalizar en transpirabilidad, a la vez que iban embruteciendo el aspecto de la suela, hasta llegar a esta séptima versión, que prácticamente iguala en prominencia y agresividad a algunos modelos de trail puro y duro.

Mejoras en la Challenger ATR 7

En mi opinión, lo más relevante de este modelo, es el aumento de los perfiles en 2 milímetros, para acercarse así, a la zapatilla “referencia” de Hoka; la Speedgoat 5.                                                                                                         Todavía queda por debajo en cuanto a altura, si nos referimos al best-seller de Hoka, pero estoy seguro (a la espera de probarla) que, esos 2 milímetros le van a sentar muy bien a esta ATR 7, redondeando ese trote grácil que siempre nos ha ofrecido.

Para canalizar el gran volumen de la amortiguación, para esta saga, la marca sigue confiando en el compuesto CMEVA, mucho más coherente con la filosofía de la zapatilla que el ProFly de otros modelos más “chisposos”.

Desde Hoka anuncian una rebaja de peso, y quiero señalar aquí, que sigue siendo bastante más ligera que la Speedgoat 5 antes mencionada. Evidentemente, esta ATR 7 precisa menos agresividad en la suela, y menor protección en la cubierta, teniendo en cuenta dónde está su lugar. Recordemos: asfalto, pistas agrícolas y senderos sin complicación. 

Para apreciar las diferencias en el diseño de la suela respecto a su predecesora, hay que tener un ojo entrenado, una mente fotográfica, o sencillamente, tener una al lado de la otra.  Y es que las diferencias -que las hay- guardan un lenguaje visual continuista, pero no por ello dejan de tener una realización ejecutada con muy buen tino.

A la espera de darles su merecido con una buena tunda de kilómetros, te dejo estas primeras pinceladas, para que vayas haciendo la carta a los Reyes, Papá Noel, o quien quiera que sea el encargado de sacarte una sonrisa en los días que vienen.

Datos oficiales

Drop y altura de los perfiles:·         

Mujer: 29 mm. en el talón, 24 mm. en el mediopié. (5mm. de drop).

Hombre: 31 mm. en el talón, 26 mm. en el mediopié. (5mm. de drop).

Pesos:         

Mujer (talla 7US): 207 gramos.

Hombre (talla 9US): 252 gramos.

Precio: 145 euros.

El taco de la Challenger ATR / nos da «vidilla» en senderos con poca dificultad

También te podría interesar: Hoko, la marca española referente en prendas deportivas

Entradas recomendadas