empezar a correr a los 30

Puede que ya lleves un tiempo pensando en ello. Te vienen a la cabeza recuerdos de tu infancia, donde solías entrenar 3 días a la semana y no faltabas al partido del finde. Estar con tus amigos y pasar un buen rato eran los motivos principales para hacer deporte. Ahora llevas unos años desconectado de ese mundillo. Sin duda, los compromisos crecen al mismo ritmo que tu edad, pero te decimos desde ya que siempre hay un buen momento para volver a practicar deporte. Y que empezar a correr a los 30 no es una quimera.

Algunos motivos para empezar a correr a los 30

Tus amigos ya llevan un tiempo subiendo entrenamientos a Strava. Aún te preguntas qué es, pero no quieres quedarte fuera de la onda. Es un buen momento para hacerte con un par de zapatillas y empezar a sumar kms. Recuerda no pasarte y observa cómo reacciona tu cuerpo. Lo importante en este momento es que has decidido VOLVER. No quieras ir rápido y procura quedarte con ganas para la próxima salida.

Tu salud es lo primero. Has pasado tus mejores años de jueventud, y aunque ser joven es un estado de ánimo (más que una edad), llega un momento en el que es realmente importante empezar a cuidarse. Empezar a correr a los 30 te permitirá gozar de un estilo vida saludable, perder peso y tomar conciencia de la importancia de otros factores, como la alimentación, el descanso y estar bien contigo mismo.

Una crisis de pareja puede llevarte lejos. Estás en esa edad donde se producen muchos cambios: hijos, trabajo… y puede que una ruptura. Si éste es el caso, el running y el deporte en general pueden ser una gran solución. Te permitirán ganar confianza e incluso conocer nuevas personas. Quién sabe, quizá tu próxima pareja te espera en una tirada larga.

No tienes tiempo para nada. A medida que asumes responsabilidades, tu tiempo libre se va reduciendo. El running te permitirá desconectar de todo y coger aire fresco con poco tiempo. Además, puedes practicarlo a casi cualquier hora y lugar. Un par de zapatillas, un reloj y algo de ropa… ¡Y a disfrutar!

Consejos para treintañeros

Revisión médica. Esto ya no es por la edad. Todos los coredores/as deberíamos realizar una prueba de esfuerzo una vez por temporada. Conocer nuestro estado de forma y descartar posibles anomalías nos permitirá correr de manera más segura.

Zapatillas nuevas. Puede que aún conserves un par de ‘bambas’ de cuando ibas al instituto, pero no caigas en la tentación de salir a correr con ellas. Todo material pierde propiedades con el paso de los años (aunque no se use). Así que busca un par de zapas que te ayuden a no lesionarte y mantenerte motivado par tu nuevo propósito.

Empieza poco a poco. No quires ir más rápido de lo que debes. Si llevas un tiempo sin hacer deporte, ve poco a poco y aumentarás tus posibilidades de éxito. Márcate pequeños objetivos y disfruta del proceso hacia un nuevo estilo de vida.

Sigue un plan. Procura tener un plan de entrenamiento que te marque unas pautas. Tener una hoja de ruta te creará cierto «deber», además que pondrá orden en tu entrenamiento. Déjate aconsejar por profesionales/entrenadores y multiplicarás tus posibilidades de éxito.

Si quieres más consejos para empezar a correr, toma nota de este otro artículo.

Entradas recomendadas