¿Correr con música? Los deportistas opinan

¿Correr con música? Los deportistas opinan. La práctica del deporte, y correr concretamente, responde a multitud de motivaciones, y cómo no, preferencias. 

Preferencias a la hora de vestir, de escoger el trazado, de elegir la hora del día, de hacerlo solos o acompañados.

Pequeñas decisiones, automatizadas e inconscientes la mayoría, pero que a pesar de ello,  hacen de nuestra actividad, algo singular.

Una de esas decisiones, es correr con música, o sin ella. O mejor dicho, con auriculares, pues ahí, de nuevo, entran en juego las preferencias o necesidades.

Hay corredores que prefieren evadirse de preocupaciones, pensamientos rutilantes, o quizá repetitivos, para únicamente avanzar al ritmo de su melodía o lista de reproducción favorita.

Los corredores metódicos y amantes de los gadgets y app´s, incluso buscan listas de reproducción que sincronicen los BPM (latidos por minuto, en inglés) de sus canciones con la cadencia de sus zancadas.

Todo sirve para hacer nuestra actividad más agradable, provechosa, o llevadera.

Otros, quizás más inquietos y con ansias de formarse e informarse, deciden escuchar podcasts, un tipo de contenido en auge, de los más diversos y originales temas. Es el YouTube del audio.

Aprovechar nuestros valiosos minutos de ocio, con las melodías preferidas, las que nos transmiten estados de ánimo, aquella tertulia tan amena, disparatada o polémica, y por qué no,  sumirse en el apasionante relato de un audiolibro, es hoy, gracias a los cada vez más indispensables dispositivos móviles, más fácil que nunca.

Todo el entretenimiento, en el bolsillo

Llevamos en el bolsillo una auténtica librería. Lo tenemos todo a nuestro alcance, a golpe (a click) de pantalla, y además, no es necesario llevar ningún cable colgando.

Todo ello, me suscitaba mucha curiosidad. Conocer los hábitos y preferencias de todos aquellos atletas, sea del nivel que sean, en cuanto al uso -o no- de auriculares.

Hice un “llamamiento” en redes sociales, y fruto de esos resultados, es lo que sigue.

Paso a mostrarte los resultados.

El 65% de los encuestados, a favor del uso de auriculares

El SÍ gana por mayoría

En términos absolutos, el 65% de los que participaron en la encuesta, votaron en sentido afirmativo, aunque en las respuestas, existían matices.

No se trataba de buscar réplicas taxativas, sino más bien, conocer algo más las costumbres y prioridades de los corredores.

De esa gran mayoría, el 23% reconocía que llevaban música (léase auriculares) siempre. Por lo que tanto en entrenos como en carrera (competición) utilizan ese medio de distracción, aunque hay carreras en las que la organización prohíbe de forma terminante el uso de estos dispositivos.

Carreras de renombre como la Zurich Marató de Barcelona prohíben expresamente el uso de este tipo de auriculares, pues en carreras con cierta masificación, la organización da a la seguridad una importancia capital, ya que el “aislamiento” que proporcionan la mayoría de los auriculares, puede ser contraproducente en ciertas situaciones.

Bien es cierto que el reglamento de gran parte de carreras se muestran más laxos y permisivos en referencia a este punto.

Posiblemente prefieran en este sentido (si la afluencia no es masiva, e incluso siéndolo), favorecer la experiencia del corredor, de modo que existan menos puntos de fricción, y por tanto, permitiendo el uso de dispositivos electrónicos.

Ahora bien, si en ciertas carreras, incluso las más prestigiosas de montaña, como UTMB (171 kms y 10000 metros de desnivel positivo), deben permitir o no, estos elementos que pueden comprometer ciertos aspectos de la seguridad de todos los participantes, sería objeto de otro interesante debate.

Quizá por esa sensación de falta de contacto con el entorno, únicamente el 1% de los encuestados utilizan auriculares solamente en carrera.

El entrenamiento se lleva el 41%

Por tanto, el grueso de los deportistas que se muestran favorables a llevar música, alcanza el 41%, si de entrenar se trata. 

Aquí quedaría englobada la práctica al aire libre, y en el interior de recintos y gimnasios, donde sí es muy habitual que cada uno consuma los contenidos y el entretenimiento predilecto.

Por extensión, llevar el dispositivo móvil encima, facilita la utilización de app´s de entrenamiento o contabilización de actividades.

Las posibilidades que brindan los actuales dispositivos, incentivan de algún modo, su uso en una actividad, que al final, forma parte de nuestra rutina.

El “NO” resiste a pesar de todo

Y es que para una parte importante (algo más de 1 tercio) de los deportistas, lo que quieren es eso, concentrarse en la actividad, en su respiración, e incluso, tener ese espacio “íntimo”, en el sentido de que estás tú y tu yo,  ahí fuera, con tus cosas, tus inquietudes, pensamientos, y soliloquios.

Los que salen al monte, ven en la naturaleza un motivo para estar plenamente conscientes de lo que les rodea, pues buscan esa comunión con la tierra, la ocasión de mimetizarse con el entorno,  con sus olores, colores, y…sonidos.

Porque aunque es posible lo uno y lo otro, cuando se es capaz de captar, absorber y hacer nuestras las percepciones al completo, sabemos que no únicamente somos espectadores o invitados, sino que formamos parte de la obra.

También te podría interesar: ¿Qué se siente al correr un maratón?

Entradas recomendadas