¿Cómo debe ser el ajuste de unas zapatillas para correr?

Una de las mejores cosas que puedes hacer es visitar tu tienda especializada de running más cercana y pedir a un empleado que te ajuste correctamente las zapatillas. Podría sorprenderte saber que puedes necesitar unas zapatillas para correr de una talla diferente a la de un calzado de uso diario. No solo eso, sino que muchas marcas y modelos de zapatillas varían de talla, de modo que algunas se ajustan más que otras, por lo que siempre es una buena idea probarse una zapatilla nueva en persona antes de decidirse por ella.

Es probable que una tienda asociada te deje probarte las zapatillas en el exterior o en una cinta de correr, y puede realizar un análisis de la marcha para determinar si necesitas unas zapatillas neutras o de estabilidad. También pueden ayudarte a elegir las zapatillas adecuadas para la superficie por la que vas a correr, ya sea asfalto o senderos.

Cuando se trata de zapatillas para correr, quieres asegurarte de que tienes suficiente sitio entre la punta de los dedos de los pies y la puntera de la zapatilla (aproximadamente el ancho de un dedo) para garantizar que no son demasiado pequeñas.

Debes tener suficiente espacio para mover y estirar los dedos de los pies ampliamente mientras corres. El hormigueo o entumecimiento en los dedos de los pies es otra señal de que las zapatillas te aprietan demasiado. Si has descubierto que tienes los pies más anchos que la media de las personas, busca zapatillas que ofrezcan una opción de ajuste ancho, como hacen muchas marcas.

Al mismo tiempo, también querrás asegurarte de que tus zapatillas no son demasiado grandes ni te quedan demasiado holgadas y de que tus pies no resbalan mientras corres. Deben ajustarse bien, pero no demasiado, alrededor del mediopié y el talón, con un cómodo acolchado en la parte posterior del talón. Si te salen ampollas o rozaduras por encima de la parte posterior del talón, también puedes probar a correr con calcetines de corte más alto, y asegúrate de que estén hechos de tejido técnico de ajuste seco pensado para correr o hacer ejercicio. Cuando te ates las zapatillas, deben estar lo suficientemente bien atadas como para que los cordones no se suelten a mitad de recorrido, pero no tan apretadas como para que te duela la parte superior del pie.

Otra cosa a tener en cuenta es que los pies se hinchan a lo largo del día, así que es mejor probarse las zapatillas por la tarde. Tus pies también pueden alargarse a medida que tus arcos se desplazan con el tiempo, por lo que es normal que tu talla de pie cambie en un año determinado.

Además, si utilizas plantillas ortopédicas para dar mayor soporte al pie o porque padeces una enfermedad crónica como la fascitis plantar, procura llevarlas contigo cuando te pruebes las zapatillas en persona, ya que debes asegurarte que tus nuevas zapatillas también se ajustan con las plantillas dentro.

Sigue toda la actualidad de CorriendoVoy en nuestro Instagram.

Compartir

Te puede interesar:

BinterNightRun
La BinterNightRun: correr bajo la luz de la luna y junto a la Concha… ¿hay mejor plan?
carbohidratos
Estrategias para tomar carbohidratos en los entrenamientos
Saucony Triumph 22
Saucony Triumph 22, más amortiguada todavía
Errores a evitar al correr un medio maratón
Errores a evitar al correr un medio maratón

Últimas publicaciones

BinterNightRun
La BinterNightRun: correr bajo la luz de la luna y junto a la Concha… ¿hay mejor plan?
carbohidratos
Estrategias para tomar carbohidratos en los entrenamientos
Saucony Triumph 22
Saucony Triumph 22, más amortiguada todavía
logo-corriendovoy

Desde 2008 ofreciéndote los vídeos y fotos de las carreras más importantes del panorama nacional.

¿Quieres que grabemos tu carrera?
¿Dudas, consultas, sugerencias?

© 2008-2024 Corriendo Voy