361 Kairos 2. Zapatilla estable con precio contenido

361 Degree Kairos 2. Zapatilla de estabilidad para entrenamiento. Review, análisis y opinión. Me parece sumamente interesante conocer la oferta del running desde diferentes puntos de vista. Creo conveniente ‘alejarme’ de ciertas corrientes masivas, de aquellas marcas cuyo avance acaba por evidenciar que estamos presenciando -y frente a- una corriente imparable y desaforada. 

Las grandes marcas, las que dominan y guían el cotarro no dan tregua. Marcan tendencia y presentan una durísima batalla para hacerse con la mayor parte de los clientes (corredores), que deseosos algunos y desconcertados otros, presencian la vorágine técnica que constituye la industria del calzado. En esas estamos.

361 es una de aquellas marcas que siempre he visto en la sombra. Discretamente. Como para no molestar.                                 Como siempre digo, es interesante conocer el papel de cada uno de los actores que participan en esta obra. En esta ocasión, pruebo las 361 Kairos 2, para explicarte qué tal funciona este modelo de entrenamiento con estabilidad.

361 Kairos 2
La 361 Kairos 2 presenta una parte trasera muy estructurada

¿Qué ofrece la 361 Kairos 2?

La Kairos 2 es una zapatilla de aspecto sobrio. Reconozco que incluso esa sencillez llega a sorprenderme (a la vista de algunos modelos actuales), pues estamos presenciando una sobreexposición de alardes tecnológicos salidos de probetas y matraces.

En este caso, la marca opta por un diseño limpio, reducido a mínimos, donde únicamente lo imprescindible ocupa su lugar.  La malla del upper (cubierta), fabricada en un 70% de hilo reciclado, apenas presenta ostentación. En este caso, luce un aspecto sencillo, sin renunciar a la practicidad, ya que la ventilación es realmente buena. Es cierto que el tejido no es precisamente elástico, pero no perjudica el ajuste.

361 Kairos 2
Detalle de la caja de dedos en la 361 Kairos 2. Upper sencillo pero ventilado

De hecho (y volviendo a ese aspecto simple) la vista lateral únicamente puede ir dirigida a un único elemento; el logo de tacto algo gomoso con el número 3 (de 361 Degrees). 

Entre el maléolo y el Aquiles, una pletina termoencolada fabricada en un material algo más firme, acompaña la estructura del contrafuerte -interno- trasero, que es muy contundente. Quizá es una de las piezas más potentes que he visto en una zapatilla de asfalto. Desde luego, esa estructura no me ha ‘chirriado’ en absoluto, teniendo en cuenta que la Kairos 2 es una zapatilla de estabilidad.

Una pequeña pieza también termoencolado con un discreto reflectante, remata la costura trasera que une el upper, quedando así, oculta.

361 Kairos 2
Logo lateral, pletina trasera y ‘tapacostura’ con reflectante de la 361 Kairos 2

Los acolchados del collar me han gustado, especialmente en el Aquiles. Si el mullido no se llega a escoger tan acertadamente, la potente estructura del contrafuerte y el propio diseño de esa zona trasera, podría haberme dado problemas, y no ha sido así. 

Incluso, todo y que nunca he sido defensor de ese diseño ‘pico de pato’ en la zona de Aquiles que presentan muchos de los modelos actuales, introducir el pie es realmente fácil y rápido. El tejido (ya visto en algunas marcas americanas) que recubre esa zona también facilita esa tarea de calzar la zapatilla.

Realmente, el pie queda bien sujeto en la caja talonar, sin oscilaciones verticales o laterales, cosa que agradezco después de kilómetros con ella, con un ajuste superior del collar extraordinario. Es casi imposible o poco probable que entren pequeñas piedrecitas, si rodamos en zonas de tierra o parques.

361 Kairos 2
Lengüeta en microfibra, y zona de Aquiles con diseño ‘pico de pato’ de la 361 Kairos 2

La cordonera tiene un diseño bastante tradicional. En este caso con 6 ojales más el adicional. Los cordones son semicirculares y demasiado gruesos. Son los únicos culpables de que el ajuste sea una tarea que requiera más tiempo del deseado, ya que se retuercen, ganando así volumen, y dificultando que se deslicen bien entre los ojales.  Unos cordones planos hubiesen sido la mejor solución. El ajuste se haría de forma más precisa y rápida. Además, el nudo sería mucho menos aparatoso. Por norma general, también son algo más ligeros. Todo suma.

Acompañando la cordonera, encontramos una lengüeta algo descompensada teniendo en cuenta el conjunto, ya que si bien en un contexto de competición o de producto ligero tendría sentido, en esta zapatilla donde esas 2 características quedan claramente alejadas, el escaso grosor, descoloca un poco. No es malo, ojo. Simplemente, me distrae.

Por otro lado, esa lengüeta es algo corta en la zona de tibial, especialmente si hacemos servir el ojal adicional. En ese supuesto, el nudo queda ‘fuera’ de la protección de la lengüeta. Pese a este detalle, la construcción y el tacto es muy bueno. La microfibra está perforada y está sujeta en los laterales para que dicha lengüeta no se desplace, y lo hace mediante un finísimo tejido que cumple a la perfección, manteniendo la temperatura interior a raya. De nuevo, un detalle más de zapatilla de competición que de entreno, pero que en este caso, sí aplaudo. Primero porque resulta práctico, segundo porque no la hace calurosa, y tercero porque al final, también contiene el peso.

Para acabar con el interior, quiero destacar la plantilla Ortholite x-40 de 7mm. de grosor y 30 gramos de peso. Sin duda, un elemento que incrementa notablemente la sensación de confort. Si esta zapatilla tiene un tacto firme pero agradable, es en parte, gracias a esta plantilla extraíble.

Amortiguación Engage Foam

Los perfiles que muestra la Kairos 2 podrían considerarse generosos, pero no excesivos, viendo la tendencia actual. Tenemos un drop 8, que resulta de los 30mm. en la zona de metatarsos, y 38 en el talón.

La estabilización de la zapatilla se consigue de 2 maneras: la pared interna que se eleva 51mm. en la zona medial, frente a los 47mm. de la pared exterior, y la amplitud de la base. Por las formas que ofrece el bloque de espuma, no es fácil detectar alguna diferencia en la dureza de la espuma, paro repasando a conciencia esa zona, si veo alguna alteración donde existe cambio de color.     Es decir, la zona azul (ver fotos) la noto más firme que las partes en blanco. Eso, sumado a la estructura que ejerce de contenedor o guías laterales, da como resultado un chasis con una estructura muy potente. La segunda forma de conseguir la estabilización, es unir la elevación de la pared interna mencionada a una amplia base.  De hecho, las medidas son realmente generosas, especialmente en la zona de metatarsos y talón, superando a la competencia. Únicamente la Asics Kayano 30 ofrece cifras más generosas que la Kairos 2 en la zona de arco plantar, donde la Asics no tiene rival en cuanto a anchura.  Bien es cierto, que entre otras cosas, la Kayano está 2 escalones por encima en lo que respecta al posicionamiento, ya que cuesta 50€ más.

A pesar de esos perfiles que ofrece la Kairos 2, el tacto es firme. No es fácil comprimir la amortiguación en estático. La primera agradable sensación al introducir el pie la proporciona la fantástica plantilla Ortholite anteriormente citada. Me parece una zapatilla muy apta para pesos elevados y larga distancia. Este tipo de corredor, le sacará más partido a la densidad de la amortiguación. 

La 361 Kairos 2 frente a 2 posibles competidoras en estabilidad

Los corredores de peso ligero notamos desde la primera zancada la amplitud de la base, ya sea pisando con una zona más adelantada, o si por el contrario se entra de talón.

Si eres un corredor/a ligero/a, la percepción en dinámico va a ser de firmeza. En salidas largas y con mis 63kgs. no he acusado incomodidad, pero hay que tener en cuenta que el recorrido de la amortiguación no es amplio, y que el tacto en sí, es firme.

Detalle de la amortiguación Engage de la 361 Kairos 2.

Suela muy contundente

La suela de la Kairos 2 ofrece un grosor de entre 3’5 y 4mm. Está dividida en 4 zonas, con un diseño específico en cada una de ellas. 

El mayor protagonismo se lo lleva toda la zona delantera que favorece la salida en la última fase de la transición con la parte delantera-interior, con unos tacos de sección cuadrada. Esta sección delantera, queda parcialmente segmentada por una franja exterior en la que 4 grandes piezas de caucho ofrecen soporte externo. En definitiva, una zona delantera muy protegida, con gran zona de rozamiento o contacto. A pesar de toda esa cantidad de caucho con tan generoso grosor, la zapatilla es moderadamente flexible.

La suela presenta zonas muy diferenciadas, tanto en sección como en disposición

En la zona media o media-trasera, de nuevo vemos mucho más caucho en la cara interna, aquí con los tacos de sección rectangular dispuestos en el sentido de la marcha (ver foto más abajo).

La última pieza, y la más pequeña de todas, pero aún así generosa, es la del talón, que luce discretas ranuras, y de nuevo con gran altura. Nada menos que 4mm. de caucho.

El diseño hace que podamos rodar en cualquier superficie sin problema, especialmente sobre tierra o caminos sin asfaltar o parques. Aquí es donde mejor resultado va a ofrecer la contundente suela, con la que vamos a tener asegurados muchos kilómetros. Con los kilómetros recorridos durante el test, la suela se muestra intacta, como si nada… El generoso grosor se mantiene incluso, en la protección de la puntera, por lo que, como digo, rodar en caminos rurales, no va a constituir ningún riesgo, si hay alguna piedra o raíz.

Detalle de la suela en zona trasera-interna de la 361 Kairos 2

Comportamiento y dinámica

Esta Kairos 2 asegura un rodaje largo, estable y protegido. Pero en su rango de ritmos. Es decir, dentro de su segmento no es la más ligera, y eso hace que se vea penalizada cuando intentamos incrementar el ritmo. Por lo tanto, si quieres hacer series o cambios de ritmos, vas a tener que emplearte más a fondo. Recomiendo este modelos para ritmos más lentos de 4:40-5 min./km.

La parte positiva de la estructura y contundencia de la que puede presumir la Kairos , la veo en que el pie se queda donde hemos decidido y entendemos que el diseño acude en nuestra ayuda.  Si tienes tobillos algo laxos, esta Kairos 2, es una excelente opción. También lo es, si buscas una zapatilla con un precio comedido, un diseño sin estridencias y la durabilidad es importante a la hora de decidir entre varias opciones, si tus necesidades han de quedar cubiertas con un producto de estabilidad.

Más modelos de entrenamientos con estabilidad: Saucony Tempus. Ligereza y estabilidad

Para estar al día de nuestros contenidos, síguenos en Instagram.

La 361 Kairos 2 bajo el ‘microscopio’

Compartir

Te puede interesar:

Maratón de Lisboa
Corre el EDP Maratón de Lisboa y descubre la capital lusa
Maraton de Zaragoza
MANN-FILTER Maratón de Zaragoza presenta las camisetas de su próxima edición
El equipo #JomaTrailTeam debutará en la Transgrancanaria
El equipo #JomaTrailTeam debutará en la Transgrancanaria
Carlos Mayo Go Running
Entrena con Carlos Mayo y GO Running

Últimas publicaciones

Maratón de Lisboa
Corre el EDP Maratón de Lisboa y descubre la capital lusa
Maraton de Zaragoza
MANN-FILTER Maratón de Zaragoza presenta las camisetas de su próxima edición
El equipo #JomaTrailTeam debutará en la Transgrancanaria
El equipo #JomaTrailTeam debutará en la Transgrancanaria
logo-corriendovoy

Desde 2008 ofreciéndote los vídeos y fotos de las carreras más importantes del panorama nacional.

¿Quieres que grabemos tu carrera?
¿Dudas, consultas, sugerencias?

© 2008-2024 Corriendo Voy