Análisis zapatillas Enda Koobi Fora
Las Koobi Fora son las zapatillas para trailrunning de la marca Enda

Ya te hablé de la marca Enda en un anterior artículo, pero para ponerte en situación rápidamente, te diré que es la primera marca nacida en África, concretamente en Kenya.

Por el momento, el catálogo de Enda no es precisamente extenso; nos ofrecen dos modelos de asfalto y uno para trailrunning, que es del que voy a hablarte en este artículo.

Antes de nada, algunas curiosidades

La estética de la zapatilla nos traslada directamente a Kenya, al valle del Rift. Y es que cualquier detalle que observamos en este modelo, es un guiño a la cultura, al país, a los antepasados.

En definitiva,  a la historia de Kenya.

Desde el tirador para ponernos la zapatilla, inspirado en el estampado de sus tejidos típicos para las túnicas o los pañuelos, hasta el propio logotipo, convertido en la punta de una lanza.

Incluso rizando el rizo, la inscripción 1470 en los pasadores de los cordones (un número en cada pasador), recordando el nombre técnico (KNM-ER 1470) del primer fósil de Homo Habilis hallado en el yacimiento arqueológico denominado precisamente….Koobi Fora.

Pero es que además, fieles a su filosofía de sostenibilidad y producción, las zapatillas no se suministran dentro de una caja, sino que se entregan dentro de una bolsa de tela.

Además, dentro de las zapatillas, el habitual papel de relleno para conservar la forma, en este caso es papel de periódico local. Siempre podremos hacernos un crucigrama en swahili, si encarta. 

Planteamiento del modelo

La Koobi Fora, es una zapatilla para un trailrunning sin complicaciones, es decir, para caminos y sendas forestales sin dificultad técnica.

La zapatilla no presenta unos perfiles prominentes, como estamos viendo en la tendencia actual, sino que se muestra bastante más conservadora, para aquel corredor que busca -o necesita- una sensación de mayor cercanía con el terreno.

Koobi Fora nace en la cuna de los corredores más rápidos del planeta, y está claro que “fomenta” e invita a tener una técnica de carrera algo depurada.

Por tanto, Enda es una marca coherente en este sentido.

A pesar de todo, polivalencia en cuanto a uso

Aunque muestra unos perfiles bajos (comparado con lo que estamos viendo actualmente, tanto en asfalto como en trailrunning), las piedras, raíces y demás elementos que podamos encontrar en el medio natural, no van a causarnos molestias, gracias a la placa interna (“rockplate”) destinada a ofrecer esa protección.

Esta protección presenta flexibilidad y eficiencia, a pesar de los perfiles de 18 milímetros en metatarsos y 22 en talón.

En definitiva, no manifiesta intrusión alguna en la dinámica de la zapatilla, ya que no es una placa en la que se busque el rendimiento, sino la mera función protectora.

Otro aspecto que favorece un uso tanto dentro como fuera del monte, es su taqueado, poco agresivo, y sin extravagancias. 

Me recuerda -en parte- a las Nike Pegasus, con ese taco bajito y hexagonal que no lastra en asfalto, pero que en sendas compactas y muy pisadas, es más que suficiente.

En consecuencia, tampoco podemos pedirle demasiadas alegrías en según qué terrenos, donde naturalmente, queda fuera de sitio.

Pero sin duda, será un aspecto que beneficie al corredor que quiere un modelo para rodar por senderos de tierra y eventualmente en asfalto.

Ojo, incluso viceversa. Es decir, el corredor que entrena habitualmente en asfalto, pero que de vez en cuando le gusta tener tomas de contacto con el entorno natural.

Y esto es así, entre otras cosas, por la elección de la mediasuela, como comentaré a continuación.

La suela de la Koobi Fora invita a seguir trazados poco técnicos, y preferiblemente compactados

Construcción y características 

Para la elección de la mediasuela se ha optado por utilizar la misma que podemos encontrar en su modelo Iten de asfalto.

De las dos zapatillas de road que tienen en el catálogo, la Iten es el modelo más rápido, para entrenos a ritmos un poco más vivos, e incluso competición.

Por lo tanto, esta Koobi Fora, a pesar de no ser precisamente ligera (ver datos más abajo), es lo suficientemente ágil, como para rodar a ritmos moderadamente altos.

Eso sí, ten en cuenta, que no es una zapatilla con gran amortiguación ni para larga distancia. El tacto es firme y contundente, algo a lo que “ayuda” la finísima plantilla interior

En cuanto a la construcción de la cubierta (upper), está incluso más reforzada de lo que consideraríamos conveniente. La puntera por ejemplo, es muy robusta, al nivel de modelos mucho más técnicos destinados a skyrunning.

El tejido base (Ripstop) se ha mostrado infatigable y de alta durabilidad, si bien, en días calurosos, su uso puede resultar un tanto arriesgado, a pesar de que la plantilla interior extraíble está profusamente perforada.

Por contra, en épocas más frías, con lluvias ocasionales, ofrece una cierta repelencia al agua (lluvia fina y poco persistente, salpicaduras de charcos, etc..)

Valoraciones en marcha

La zapatilla ofrece un comportamiento sobradamente válido si sabemos encajarla en su lugar.

Responde mejor de lo esperado, gracias a esa “sobre-protección” que ofrece su construcción, por lo que no se nos quedará corta, a menos que nos aventuremos en terrenos de media, o alta montaña, donde el diseño de su suela, se encargará de recordarnos, que estamos fuera de lugar.

Pero me atrevo a afirmar, que esta llamada de atención, sería únicamente  a causa de la suela. Ningún otro elemento nos llevaría la contraria.

Sin embargo, el ajuste quedaría algo descolgado por tres motivos:

1. Los pasadores de la cordonera quedan muy separados (en sentido transversal), lo que otorga un protagonismo muy acentuado a los cordones.

Afortunadamente, son totalmente planos, y no llegan a clavarse. 

2. La caja talonar es demasiado baja, y tenemos la sensación que el pie se nos puede salir en cualquier momento.

3. El anterior punto, hace que si tensamos en mayor grado los cordones para conseguir ese ajuste (ya que no disponemos de ojal adicional para cerrar más el collar), podamos llegar a notar un adormecimiento de los dedos.

Normal. Estamos apretando demasiado para conseguir ese ajuste, que con un rediseño de los ojales, sería suficiente.

Por último, la zapatilla presenta un diseño tipo “botín”, por lo que no tenemos una lengüeta tradicional.

Es un sistema que no convence a todo el mundo, pero esta Koobi Fora, no dificulta la introducción del pie, en absoluto.

Personalmente me gusta el sistema, pero de nuevo, un diseño poco acertado, hace que cuando nos atamos la zapatilla, el nudo supera el límite del botín, y nos quedamos sin protección.

Pensando en la Koobi Fora 2

Afortunadamente, la próxima versión que puede ver y tener en las manos, mejora todos esos aspectos.

La cordonera es tradicional (sin las presillas de esta versión), incluye ojal adicional, y la construcción no es de tipo botín integral, por lo que la lengüeta queda diferenciada del collar.

También el diseño de la cubierta va más acorde con el enfoque que pretende tener este modelo.

Muy atentos con esta joven marca, que además de crear zapatillas, tiene un claro componente social, y es que ofrecen el 2% de sus beneficios para ayudas locales.

PESO, MEDIAS Y PRECIO:

Peso: 321 gramos pie izquierdo, 316 pie derecho (número 44, 10’5USA)

Perfiles y drop: 18 milímetros en metatarsos, 22 milímetros en talón, drop 4.

Precio: 145€

Tienes más info de la marca en este artículo: Enda, la zapatilla “Made in Kenya”

Entradas recomendadas