Topo Phantom 2. La más amortiguada del catálogo
Combinación Ocean / Lime de la versión de hombre

Topo Athletic es una de esas marcas jóvenes (Massachusetts, 2013) que con esfuerzo, poniendo empeño en hacer bien las cosas, y sin aspavientos, han sabido encontrar su lugar.

Y es que marcas con apenas 2 lustros como Altra o Topo, con filosofías similares (fundadas relativamente a pocos kilómetros, tratándose de EEUU), han sabido satisfacer a un público muy concreto, al que al fidelizado.

Ambas marcas muestran un diseño muy “yankee”, con estéticas sobrias (cada vez menos, en Altra, eso sí), y con una característica en común: una caja de dedos amplia.

Un matiz entre ambas marcas, es que Altra, sigue siendo fiel en ofrecer zapatillas totalmente planas, sin caída desde el talón (drop).

En ese sentido, Topo ofrece algo más de variedad, pero sin incrementar en exceso el rango, manteniéndose lejos de los habituales 10-12 milímetros de drop en zapatillas de entrenamiento.

Esta mentalidad, es así por un motivo sencillo, el fundador de Topo, Tony Post (de ahí el origen del nombre: TOny-POst), es un fiel defensor de correr lo más natural posible, y conociendo los beneficios que aporta (activación del arco plantar, mayor expansión de los dedos, etc..) supo ver hacia donde tenía que orientar su propuesta.

De los 5 modelos que la marca tiene para asfalto 3  de ellos presentan una caída de 5 milímetros, pero eso sí, variando los perfiles y las densidades de la mediasuela para ofrecer amortiguaciones con comportamientos diferentes.

Por lo tanto, los potenciales usuarios van a encontrar perfiles más bajos y con menor drop, hasta llegar a la máxima neutralidad, gracias al drop 0, es decir, la misma altura en el talón y en los metatarsos.

Por eso, a pesar de ese drop medio (o tirando a bajo) que otorgan los 5 milímetros, una amplia variedad de corredores podrán tener entre los 3 modelos del catálogo de Topo (esta Phantom 2  protagonista del artículo, además de la Ultrafly 3 y Cyclone), una elección -casi- segura, de acuerdo con sus necesidades o preferencias en cuanto al tacto, y por tanto prestaciones/rendimiento que esperan de una zapatilla.

También los ritmos de nuestros entrenos verán en las diversas alternativas de la marca, una completa oferta. No es necesario tener más opciones. Está comprobado que un exceso de ellas, complican la decisión final del usuario.

Propuestas concretas, bien definidas y enfocadas.

Así pues, en este artículo te muestro el modelo de máxima amortiguación (en consonancia con su esencia, ergo, sin excesos). Es la Phantom 2.

Phantom 2, y la manera en que Topo entiende el máximo confort

El modelo de máxima amortiguación se presenta con un peso contenido, a pesar de su amplia superficie de contacto con el suelo.

El patrón característico de Topo, hace que la anchura delantera cobre protagonismo, sin variar de forma drástica en arco plantar y talón.

Es decir, es una zapatilla de líneas muy rectas en su sección de mediasuela. Lejos de la silueta tipo Coca-Cola.

Paradójicamente, este modelo es más estrecho de talón (si hablamos de superficie útil contra el suelo), que el propio modelo Cyclone, más ligero y destinado a unos ritmos mucho más vivos y competición.

A pesar de ser el modelo con mayor perfil del catálogo, la flexibilidad es buena en parte, gracias a la suela multi-segmentada, con hasta 4 paneles en la parte delantera. 

Con este patrón conseguimos:

1. Menor peso (únicamente hay caucho en zonas muy estudiadas)

2. Mayor flexibilidad (se observan 3 líneas de flexión)

Un punto que me parece importantísimo es el que concierne al buen ratio estabilidad-suavidad de amortiguación.

Para conseguir ese equilibrio, se ha optado por un sistema peculiar; una doble densidad encapsulada.

Por lo tanto, la parte visible tiene una mayor dureza (52 grados, según mis mediciones), y una inserción interior -que puede verse a través de una ventana en la mediasuela, posicionada en el talón), bastante más blandita (registré unos 40 grados).

Por tanto, esa mayor densidad en la parte visible, algo más dura de lo habitual en zapatillas de entreno, la hace apta para corredores de peso elevado.

Con mis 62 kgs. no acuso ningún tipo de “molesto” hundimiento,  como sí sucede en muchos otros modelos.

Esta mediasuela ZipFoam no me es desconocida, ya que he podido rodar durante los muchos kilómetros que hice con modelos para trailrunning (en tiradas de montaña de más de 90 kms.), aunque el método utilizado para aplicar las distintas densidades, es muy diferente, con mucha más percepción visual.

Imagen discreta y elegante

El aspecto de la zapatilla roza el minimalismo en sentido estético. Nada barroco, muy limpio, y apenas alguna nota de color, (según en qué combinación).

Me gusta esa imagen “premium” que irradia la marca. Y lo más relevante, es que no se queda en la superficie, pues todos los materiales que utilizan, y las sinergias que crean con marcas líderes en el sector (Vibram, Ortholite), aumenta el valor percibido.

Para garantizar una buena ventilación -muy conseguida, por cierto-, disfrutamos de un Engineered Mesh bien resuelto y ejecutado, ofreciendo soporte y ventilación allí donde se necesita, en cada una de esas características.

La caja talonar hace que notemos una pisada con extraordinario aplomo, gracias a la pieza rígida que ejerce de estabilizador, en absoluto molesta.

Este contrafuerte trasero, no limita ni corrige de forma severa, pues únicamente ofrece un ligero soporte.

Los acolchados están un punto por encima de sus compañeras de catálogo en cuanto a cuerpo, y presenta un acabado en cierto modo opulento, que potencia una imagen muy elegante.

En todos los modelos de la marca encontramos plantilla interior extraíble Ortholite, un sello inequívoco de calidad, que en este caso, ofrece un generoso grosor de 5mm., para redondear y dejar con un lacito puesto, el apartado de confort.

La nota negativa (he tenido que buscar bastante…) la pondría en la ausencia de sujeción lateral de la lengüeta. En modelos de estas gamas -y precios-, no es aceptable. 

Cierto es, que dicha lengüeta permanece en su sitio, gracias a dos presillas por las que pasa por última vez el cordón antes de salir al exterior, después de 6 ojales (todavía queda 1 más adicional).

La única “excusa” que se me ocurre por la que han podido obviar este detalle, es porque han utilizado una capa de microfibra interior (en toda la amplitud de la cordonera) para sujetar y proporcionar mayor estructura, y que por tanto, otra capa más de tejido, haría más calurosa la zapatilla.

Pero si realmente el motivo es ese, está más que comprobado que ambas cosas (sujeción y transpiración) son compatibles.

Conclusión

Esta Topo Phantom 2 admite -por supuesto- plantillas personalizadas, y corredores de un peso elevado.

Si buscas una zapatilla para rodajes largos, pero no quieres ir excesivamente alto, ni sobre un sofá, es posible que el tacto de esta Phantom, te haga ojitos.

Me parece indicada para ritmos medios, de cara a acometer aquellos rodajes tranquilos, y por supuesto, largos.

Un modelo ideal para media maratón y maratón, si en éste último caso, tu objetivo no pretende estar por debajo de las 3 horas, más al contrario, está más próximo a las 3h 30m.

Topo Phantom 2. Resumen, características y precio

-Máxima amortiguación dentro del catálogo de Topo.

-Larga distancia, entreno diario.

-Modelo neutro.

-Perfiles: 28mm. en metatarsos, 33mm. en talón (drop 5mm.)

-Peso: 309 gr. en pie izquierdo, 310 gr. en pie derecho (en número 44, 10USA)

-Precio 169€

Más info sobre la marca: topoathletic.com

También te podría interesar: Glide Max, la nueva zapatilla de Salomon para asfalto

Entradas recomendadas