Felicidad. Se notaba en la cara de los corredores. La pandemia ha azotado con fuerza las carreras populares, pero poco a poco vamos saliendo del túnel y recuperando parte de la normalidad que tanto nos ha modificado el COVID-19. En Canovelles hoy se ha vuelto a disfrutar de una carrera popular. 1.500 corredores en la salida convierten este 10K en la carrera más multitudinaria en España desde hace más de un año.

Con un protocolo de seguridad que los participantes han aceptado de buen grado y mostrado su colaboración para cumplirlo, los atletas han salido separados en siete cajones con una distancia de seguridad en la salida de 1,5 metros y han utilizado la obligatoria mascarilla tanto en la salida como en la llegada. Puntual, a las 8:45, el pistoletazo de salida daba inicio a una auténtica fiesta del running como las de antes. Hoy han sido 1.500 corredores, en tres semanas, la Mitja de Granollers espera tener a 4.000 en la salida.

La victoria se la llevó el principal favorito, Ayad Lamdassen. El atleta español, clasificado para los Juegos Olímpicos de Tokio en distancia maratón, se presentaba en un excelente estado de forma y supo llevarse la victoria cruzando la meta en unos destacados 29’22, récord de la prueba, con 24 segundos de distancia sobre el también español Jesús Olmos (29’46) y el letón Dmitrij Serjogins (29’49), que subieron al podio tras imponerse en el sprint a Xavier Badia (29’50) y Alexandre Fine (29’53). Cinco atletas por debajo de 30 minutos dan una buena muestra del nivel de los participantes en una época en la que las carreras de ruta han sido demasiado pocas.

El propio Ayad Lamdassen mostraba su satisfacción tras cruzar la meta y declaraba que “la carrera me ha gustado mucho, el circuito es muy favorable y tiene mucho mérito organizar una carrera en estas condiciones. Hemos ido en grupo hasta el kilómetro 7. Corríamos a tres minutos el kilómetro, un ritmo fácil para mí, y he cambiado el ritmo en la parte más favorable del circuito para escaparme. Dentro de tres semanas correré la Mitja de Granollers, donde creo que puedo hacer un buen tiempo, menos de 1h03’, y esta prueba me ha ido fenomenal. Estas carreras forman parte de mi preparación para los Juegos Olímpicos. Mi objetivo en Tokio es estar entre los ocho primeros”.

En cuanto a las chicas, la etíope Likina Amebaw controló la carrera desde el inicio. Venía de ganar el Cross International Almond Blossom en Algarve (Portugal) este último fin de semana y de batir su mejor marca personal en el 10K Platja den Bossa, Ibiza, con 32’39” el pasado 28 de marzo. En Canovelles Likina voló y paró el crono en 32’20”, batiendo también el récord del circuito. Gema Barrachina subió al segundo cajón del podio (33’31”), mientras que la tercera posición fue para Ledhem Fadouwa (33’41”).

Likina era consciente de que su estado de forma y un circuito favorable podía llevarle a batir su mejor marca, como así fue. “Estoy muy feliz de haber ganado en una muy buena carrera con un buen circuito. No ha sido nada fácil, pero he podido cumplir mi objetivo de conseguir la victoria. Me pude escapar del resto de las chicas desde el principio. Mi liebre ha hecho un buen trabajo y hemos ido a un buen ritmo”, comentó.

Octava clasificada embarazada de cinco meses y medio

Muy destacada ha sido la actuación de Maria Velázquez, que ha entrado en octava posición con un excelente tiempo de 36’32 y lo ha hecho estando embarazada de cinco meses y medio. “Me vendía mucho de gusto participar. No sé si habrá más carreras próximamente y si tendré la oportunidad de correr en mi estado. He tenido cuidado sobre todo al principio para que no dieran ninguna vez. Me ha gustado mucho las medidas de seguridad. Todo el mundo las ha respetado. La distancia de seguridad, las mascarillas…”

Josep Maria Lloreda (CEO KH Lloreda): “El hecho de poder celebrar aquí, en Canovelles, delante de nuestras instalaciones, una carrera en unos días complicados con un protocolo de seguridad diseñado para ello me ha estar enormemente satisfecho y orgulloso del trabajo de la organización. Para nosotros, es un placer poder ayudar al mundo de la competición y del deporte. Alguien tenía que empezar a organizar y hemos tenido la suerte de ser nosotros en nuestra carrera de casa. Ahora esperamos que todo siga igual y en tres semanas que se pueda celebrar la Mitja de Granollers, donde hay previsto 4.000 corredores”


KH-7 Y EL DEPORTE
La actividad de KH Lloreda siempre ha estado muy vinculada a su entorno más cercano y por ello ha colaborado dando soporte a muchas entidades tanto del entorno educativo, social, cultural y deportivo.

Pero ha sido en especial en el ámbito deportivo, donde en las dos últimas décadas se ha acentuado la apuesta de la compañía, no sólo manteniendo la colaboración con importantes entidades locales como el equipo Balonmano Granollers o La Mitja de Granollers sino ampliándose a todo el territorio.
Y esta fuerte implicación de KH LLoreda a través de su marca KH-7 en el mundo del deporte se debe a la coincidencia de los valores que defiende: el trabajo en equipo, el esfuerzo, la voluntad de superación y la pasión.

Actualmente, la apuesta empresa está muy vinculada al mundo del motor, donde acompaña a los pilotos Laia Sanz o Isidre Esteve, así como en running popular (Mitja de Granollers, o La Carrera Nocturna del Guadalquivir KH-7 de Sevilla, así como en el ciclismo, patrocinando carreras de la talla de la Titan Desert. Andalucia Bike Race, la Quebrantahuesos o la Indurain.